El empleo en el turismo ha crecido un 55% en ocho años

15/05/2017

Las estadísticas arrojan luz al eterno debate canario: ¿la evolución del empleo en el turismo se corresponde con la bonanza histórica del destino? La industria turística da empleo a 220.000 asalariados, un 55% más que en 2009.

ETIQUETAS:
Más ocupados, sí, pero “a un alto precio, el alza de la precariedad”, advierten los sindicatos

La llegada de turistas se desplomó en el fatídico 2009, cuando el destino canario vivió la mayor crisis de su historia reciente. En el primer trimestre de ese año, el Archipiélago había recibido a poco más de 2,3 millones de turistas, una cifra inusualmente baja que tuvo como consecuencia la caída del empleo en el motor económico de la comunidad.

En los tres primeros meses de 2009 se contabilizaron 143.594 ocupados asalariados en el total de las actividades de la industria turística en Canarias. Ocho años después, esa cifra de trabajadores por cuenta ajena vinculados directamente con el turismo en las Islas se ha elevado hasta 222.322, según los datos de la EPA correspondientes al primer trimestre de 2017.

La bonanza turística, por tanto, ha permitido que se generen 78.728 trabajos asalariados en los últimos ocho años, lo que equivale a un incremento de un 54,8%.

Y en este mismo periodo de años, la llegada de turistas ha crecido en términos muy similares: concretamente, Canarias atendió en los tres primeros meses a algo más de 3,6 millones de turistas extranjeros, con lo que el destino ha ganado más de 1,3 millones de turistas respecto a los que recibió en el arranque de 2009. En términos relativos, la llegada de visitantes ha aumentado un 56,5%.

La evolución paralela de la llegada de turistas y el aumento del empleo refuerzan el argumento de la patronal del sector, que mantiene que siempre ha habido correspondencia entre ambos indicadores.

Los sindicatos reconocen que se crea empleo, sí, pero «precario e inestable». La estadística oficial apuntala también este argumento: El 37,3% de los ocupados en el turismo en el primer trimestre de 2009 tenían un contrato temporal. En el cuarto trimestre de 2015 –el último dato disponible en el Instituto de Estudios Turísticos–, la tasa había crecido al 40,9%.