Efe

Diez vuelos de Ryanair cancelados por la huelga convocada hasta enero

Se acumularon más de 200 retrasos en los aeropuertos, pero la aerolínea asegura que los paros afectarán de forma «mínima» a España

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZ Madrid

Tras las huelgas de finales de junio y gran parte del mes de julio por parte de los tripulantes de cabina (TCP) de Ryanair que provocaron la cancelación de más de un centenar de vuelos en España, este lunes ha comenzado la nueva tanda de paros, esta vez convocados no en días concretos sino que serán huelga de 24 horas de lunes a jueves todas las semanas hasta el 7 de enero.

Solo durante las dos primeras semanas se verán afectados 1,04 millones de pasajeros que tenían un vuelo comprado con la aerolínea, una media de 103.000 viajeros al día, después de que los sindicatos USO y Sitcpla hayan convocado a los 1.600 trabajadores pertenecientes a las empresas Ryanair, Crewlink y Workforce. Los sindicatos exigen que la empresa negocie con los TCP el primer convenio colectivo, pero afirman que «no han mostrado el más mínimo intento de acercamiento».

En la jornada de este lunes hubo 10 vuelos cancelados y 233 retrasos, según datos de los sindicatos. En concreto, los vuelos afectados por las cancelaciones fueron entre Barcelona y Milán, Menorca, Roma y Londres, ida y vuelta, así como entre Palma de Mallorca y Hamburgo, también ida y vuelta.

Aunque se mantienen las reivindicaciones de la primera convocatoria de huelga sobre mejoras salariales y aplicación de mínimos estatutarios de la legislación española en materia laboral, ahora han sumado otras como la «readmisión inmediata» de los once trabajadores despedidos durante los paros de junio y julio por «secundar su derecho a huelga». También exigen paralizar todos los expedientes sancionadores abiertos a más de un centenar de trabajadores con motivo de los paros.

En un comunicado, Ryanair asegura que esta nueva huelga tendrá una «mínima, si es que la hay, interrupción» en la operativa de la compañía, aunque al mismo tiempo confirma las diez cancelaciones acumuladas.

Recordó que recientemente han llegado a un acuerdo con CC OO sobre los salarios, los días laborables y los complementos para sus tripulantes de cabina en España. Además, señaló que las recientes huelgas «han tenido un escaso apoyo y un efecto mínimo» en los vuelos, ya que opera más de 3.000 vuelos diarios y menos del 1% ha sido cancelado o retrasado por la huelga.

Si no se da una negociación con la empresa, los vuelos cancelados no afectarán solo al verano, sino que se prolongarán hasta enero de 2023, impactando por tanto en todo el otoño y, sobre todo, las Navidades, una de las épocas del año con más tránsito aéreo en España. De hecho, según el calendario previsto, habrá paros del 5 al 8 de diciembre -coincidiendo con el puente de la Inmaculada-, del 12 al 15, del 19 al 22 y del 26 al 29 de ese mes, coincidiendo con la Nochebuena y día de Navidad.