Borrar
El concurso para adjudicar potencia eléctrica sacará hasta 1.200 MW hasta 2028. Arcadio Suárez
El concurso de energía eléctrica elevará un 50% la potencia actual de las islas en 2028

Pistoletazo de salida a la concurrencia competitiva

El concurso de energía eléctrica elevará un 50% la potencia actual de las islas en 2028

El Ministerio publica su propuesta. ·

Canarias cuenta actualmente con 2.500 megavatios de potencia, en 2026 se elevará en 950 MW y llegará hasta los 1.200 en 2028

Silvia Fernández

Las Palmas de Gran Canaria

Miércoles, 8 de noviembre 2023, 13:15

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico prevé aumentar hasta 2028 un 50% la potencia eléctrica térmica en funcionaniento en Canarias, según reza en la propuesta de resolución por la que se convoca el concurso encaminado a acabar con el déficit que sufren las islas y que ha publicado hoy el Ministerio. Según consta en este documento, con el que se inicia el procedimiento de concurrencia competitiva para dotar de más potencia a todos los sistemas extrapeninsulares -además de Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla-, el objetivo es que en 2026 se hayan adjudicado en Canarias 950 megavatios y que en 2028, la cifra aumente en 350, hasta alcanzar los 1.200. Esta cifra supone el 50% de los 2.500 MW de potencia que hay instalada actualmente en Canarias.

Propuesta de Resolución

Por islas, es Tenerife la que obtendrá mayor potencia en este concurso, con 380 MW en 2026 y 500 en 2028. Gran Canaria, por su parte, contará con una potencia de 310 MW en 2026 y se elevará hasta 360 en 2028; en Lanzarote y Fuerteventura, que tienen un sistema interconectado, serán 205 MW en 2026 y dos años después se elevará hasta los 250. La Palma tendrá 44 MW más y serán 52 en 2028. La Gomera tendrá 2 MW más y en 2028 serán 2,5; finalmente El Hierro elevará sus MW en 8,5 en 2026 y llegará a los 9 dos años después, según recoge la propuesta de resolución.

La propuesta de resolución del concurso va acompañada de siete anexos de carácter técnico. Entre otras limitaciones que se fijan a las empresas que quieran concurrir está el que no se pueden instalar grupos de generación con emisiones superiores a 550 grCO2/KWh, al fin de reducir las emisiones.

Asimismo, según reza en la propuesta en Gran Canaria la ubicación preferente de la nueva potencia es el norte de la isla, al igual que en Tenerife. En Lanzarote y Fuerteventura es al sur. Ni el Barranco de Tirajana ni Granadilla, son prioritarias. Ubicar allí los grupos supondrá obtener menos puntos en el concurso.

Conocida la propuesta para el concurso, las empresas pueden presentar alegaciones hasta el 31 de noviembre. Una vez el Ministerio las depure se convocará oficialmente. El objetivo es llegar a 2028 con los 1.200 MW nuevos en funcionamiento. El trámite se plantea complicado y difícil de cumplir en plazo.

Dificultad de llegar en plazo a 2028

El decano del Colegio de Ingenieros Industriales de Canarias (COIICO), Carlos Medina, es escéptico sobre la posilidad de llegar a 2028 con los 1.200 MW de potencia que sale a concurso en funcionamiento. «Aunque el Ministerio convoque el concurso el 1 de enero de 2024, después de resolver las alegaciones, dudo que lleguemos a 2028 con esa potencia instalada. No se llega en cuatro años. Son muchos los hitos que tienen que cumplir las empresas», manifiesta.

Como indica, es la primera vez que se va a adjudicar potencia mediante un procedimiento de concurrencia competitiva y en el camino «van a surgir problemas». Por ejemplo, es muy probable que aquellas empresas que no sean adjudicatarias opten por recurrir o impugnar el concurso, lo que podría derivar en retrasos en la adjudicación. Además, avisa de que el déficit de Canarias no se va a cubrir nunca en su totalidad puesto que de aquí a 2028 hay más equipos de los instalados y hoy operativos que van a entrar en obsolescencia.

Medina apunta a un hecho que ha pasado desapercibido en todo este proceso de emergencia energética y es que este concurso «se carga de un plumazo» el Plan de Transición Energética de Canarias (Ptecan), diseñado por el anterior consejero José Antonio Valbuena (PSOE) y obliga a redactar uno nuevo. «Su intención era dejar morir los grupos térmicos actuales y sustituirlos por hidrógeno. Los nuevos grupos que se instalen en este concurso pueden ser más limpios y renovables pero seguirán tirando de combustibles fósiles», afirma Medina, que considera que ahora se hace necesario un nuevo plan energético de Canarias. «Han sido cuatro años perdidos», indica.

Varias empresas presentan alegaciones

Además de publicar la propuesta de resolución del concurso, el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico ha publicado hoy una memoria justificativa de la propuesta de resolución y en el que detalla cómo se han sucedido los acontecimientos que llevan a la convocatoria del concurso.

Memoria de la propuesta

En este documento se explica que el Ministerio presentó un primer trámite de alegaciones a principios de este año y en el que participaron diversas empreas como ACME Renovables, DISA, Ecologistas en Acción, IGNIS, REE, Totisa y Sampol. También lo hizo el Gobierno de Canarias, en la etapa del 'pacto de las flores'. Estas alegaciones fueron luego modificadas por otras planteadas por el nuevo Gobierno, algunas con fecha de finales de septiembre de este año.

El anterior Gobierno -PSOE-NC-Podemos y ASG- planteó entre otras consideraciones la modificación de la Ley 17/2013, de 29 de octubre, de forma que posibilite que el titular de los grupos térmicos en Canarias, Unión Eléctrica de Canarias Generación, SAU (UNELCO), del grupo Endesa, se pueda presentar en el procedimiento de concurrencia competitiva únicamente para la renovación de los grupos que hayan llegado al fin de su vida útil regulatoria.

Otras consideraciones incluidas en el informe del gobierno canario son la manifestación de su desacuerdo con la ubicación de centrales térmicas en suelos portuarios, la consideración al respecto de que los tamaños de posibles nuevos grupos en las islas de Gran Canaria y Tenerife deberían tener una potencia entre 20 y 40 MW, la conveniencia sobre que las nuevas unidades de producción, e incluso las existentes, tuvieran capacidad de utilizar en el corto plazo gas natural en lugar de gasoil, y, finalmente, que los nuevos grupos estuvieran preparados para funcionar 100% con hidrógeno verde, según reza en la memoria.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios