Canarias recupera gran parte de las plazas aéreas perdidas para verano

17/06/2019

Las aerolíneas amplían su oferta con el archipiélago en 104.000 plazas aéreas en solo dos meses. Pese a la mejoría, los 10 millones de asientos programados en vuelos regulares con las islas entre mayo y octubre representan un 1,7% menos que el pasado año. La capacidad aérea con la península aumenta un 8,4%.

José Miguel Pérez / Las Palmas de Gran Canaria

Canarias ha logrado recuperar buena parte de la capacidad aérea que se daba por perdida en el primer trimestre del año. La última actualización de las previsiones de las aerolíneas apuntan a que estas han programado prácticamente 10 millones de plazas aéreas en sus rutas con el archipiélago este verano. Son 174.000 menos que las que ofrecieron en 2018, lo que significa que la capacidad aérea prevista sigue estando un 1,7% por debajo de la que se desplegó el pasado año.

Pero el escenario era mucho más sombrío en marzo de este mismo año, cuando el destino canario lloraba la quiebra de Germania: las aerolíneas sumaban entonces 9.887.599 plazas en los vuelos regulares previstos con las islas, lo que entonces significaba 278.000 asientos menos que un año antes, y una caída de un 2,7% de la capacidad aérea.

En apenas dos meses, por tanto, las compañías han elevado su oferta en 104.000 asientos, según los datos actualizados de Promotur.

El análisis isla por isla revela que Tenerife no solo mantiene las buenas expectativas en lo que a conectividad aérea se refiere, sino que las ha mejorado: cuenta una oferta de 4.060.000 plazas para este verano, 163.000 más que el pasado año (+4,2%), cuando en marzo el incremento se quedaba en 132.000.

Gran Canaria roza ahora las 2,7 millones de plazas aéreas de oferta para este verano. Son todavía 188.000 asientos menos disponibles que el año pasado (-6,5%), pero es que hace dos meses eran 238.000 menos (-8,3%). En definitiva, ha elevado 51.000 plazas aéreas su capacidad aérea respecto a las programadas en marzo.

Fuerteventura sigue siendo la que más capacidad pierde: para este verano cuenta con 1.278.064 asientos, casi 160.000 menos que el pasado año, lo que representa un descenso de un 11% interanual. Pero hace dos meses, la pérdida prevista se elevaba a 184.000.

Lanzarote se mantiene sin cambios desde marzo: las 1,8 millones de plazas aéreas programadas en esta isla igualan las del pasado año. Por último, La Palma cuenta con 145.000 plazas, 10.300 más que el verano pasado (+7,7%). Desde marzo han ganado 4.000 asientos.

Y es el aumento de la demanda del turismo nacional, motivado por la bajada de precios en el destino, el que está dando el mayor empujón a la conectividad aérea. Canarias cuenta ahora con más de 3,1 mllones de plazas programadas con la península este verano, 243.000 más que en 2018 (+8,4%). Y solo en estas últimas cuatro semanas se han ganado 49.000 de estos asientos.

También han mejorado las expectativas desde los países nórdicos, coincidiendo con el anuncio de Norwegian de que está dispuesta a mantener las bases en Canarias. Espectacular ha sido la remontada con Suecia, lo que demuestra la capacidad de maniobra de las aerolíneas en los aeropuertos canarios: en febrero Canarias lamentaba la pérdida de 9.000 plazas con este país (-12%). Pero en mayo ya se contabilizaba una oferta de 88.000 plazas para el verano, es decir, 13.200 más que el año pasado. En dos meses, por tanto, la programación ha crecido en más de 22.000 asientos.

Otro caso destacado es el de Polonia, con 78.000 plazas disponibles, cuando en marzo de este 2019 la oferta era de solo 40.000 plazas.

Reino Unido se mantiene además con 3,2 millones de plazas programadas, las mismas que en el verano de 2018. Y tampoco hay cambios respecto a las que se preveían en marzo.

Pero Alemania sigue despertando la mayor preocupación. Las conexiones con este país, segundo emisor de turistas, suman 1,4 millones de plazas, 382.000 menos que el verano pasado, lo que implica una caída de un 21,4%. En febrero, eso sí, la brecha era aún mayor, de 402.000 asientos.

En total, las aerolíneas han programado 6,9 millones de plazas en vuelos regulares entre Canarias y el extranjero, 417.000 menos que el pasado año (-5,7%). En marzo, la pérdida se elevaba a 472.000 asientos.