Canarias cierra el verano con casi 500.000 turistas extranjeros menos

04/12/2018

El archipiélago pierde casi un 6% de visitantes foráneos en los últimos siete meses, pero el descenso se frena en octubre. El gasto total de los turistas baja un 0,4% en el último mes.

José Miguel Pérez Las Palmas de Gran Canaria

Canarias ha perdido este verano que acaba de terminar casi 500.000 turistas extranjeros respecto a la campaña pasada, en el que significa el primer retroceso registrado en la temporada baja del destino desde 2010.

Es la consecuencia de siete meses consecutivos de descensos en las llegadas de visitantes foráneos que coinciden con la remontada de competidores como Egipto, y sobre todo Turquía, que recuperan turistas prestados a un ritmo de dos dígitos.

El archipiélago acumuló en concreto 7.588.917 visitantes foráneos entre abril y octubre de 2018, exactamente, 470.000 menos que en el mismo periodo del año anterior. Un descenso del 5,8% en el flujo turístico pese al cual las islas han logrado cerrar su segundo mejor verano de la historia.

Pero hay en la estadística publicada ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE) otro elemento relativamente positivo para las islas: el turismo extranjero también cayó en el mes de octubre, sí. Pero con menor intensidad que los tres meses anteriores: en el décimo mes del año, Canarias sumó 1.257.741 extranjeros, casi 52.000 menos que en el mismo mes de 2017, casi un 4% menos interanual. los descensos del 6,5%, 5,8% y 5,6% constatados en los tres meses anteriores.

Los hoteleros canarios están convencidos de que el freno del descenso en la antesala del invierno demuestra la mayor competitividad del destino durante su temporada alta. Dan por hecho que el retroceso en las ocupaciones en las islas continuará en los próximos meses, pero confían en que no será tan abultado como el que han sufrido en el periodo estival.

La bajada de las reservas de paquetes vacacionales desde países emisores de la talla de Alemania sí hacen temer al sector turístico canario pérdidas más abultadas en el verano de 2019, cuando la lista de destinos competidores se agranda.

De momento, el sector turístico sigue salvando los muebles, gracias a unos precios en el destino que se negociaron al alza el pasado año, cuando la demanda de camas por parte de los turoperadores tocaba techo.

El gasto total de los turistas en sus vacaciones en Canarias ha crecido un 1,9% en los diez primeros meses de 2018, hasta los 13.995 millones de euros. Pero en octubre cayó un 0,4%, hasta los 1.521 millones.