Los hoteles lanzan ofertas de hasta el 40% para salvar mayo y junio

19/05/2019

Las cadenas turísticas centran sus campañas de descuentos en los residentes canarios ante la caída de cerca de un 20% de las compras de camas respecto al pasado año. Los empresarios hoteleros advierten de que la destrucción de empleo en el sector se acentuará «irremediablemente» en los próximos meses

Los alojamientos canarios están lanzando agresivas ofertas de hasta el 40% de bajadas de precios para intentar salvar el bajón de ocupación que sufren por primera vez en años en esta época de sequía.

Las cadenas hoteleras están empleándose a fondo con campañas que incluyen importantes descuentos para los residentes, algo que no sucedía «desde 2013», tal y como reconocen desde el sector.

La razón es más que evidente. La compra de camas en las islas para este mes de mayo ha caído cerca del 20%, por lo que «la ocupación media a duras penas llegará al 75%» en el archipiélago, confirman los hoteleros.

El panorama, advierten desde el sector, empeora sustancialmente respecto al invierno, cuando el destino canario hacía valer su poderío pese a que ya se notaba el cambio de ciclo. En los tres primeros meses la llegada de turistas se ha mantenido sin apenas cambios respecto al año pasado, en los poco más de 4 millones de visitantes (+0,3%), gracias a la subida del turismo nacional (+24%), que ha compensado el descenso (-1,7%) de los extranjeros.

Pero estos datos maquillan la evolución «real del negocio turístico». Las pernoctaciones han caído por encima del 5% por la reducción de la estancia media de los visitantes, lo que unido al descenso de los precios de las camas de cerca de un 7% según el INE ha provocado una seria caída de la facturación hotelera.

Y los resultados de abril y mayo son «mucho peores de los previstos» hace apenas unos meses, lo que ha llevado a los hoteleros a recuperar las ofertas de ultimísima hora en un intento de mantener unos niveles mínimos de actividad, y minimizar la destrucción de empleo.

Es la reacción al desplome de la demanda de los turoperadores de los principales países emisores, que vuelven a desplazar aviones a Egipto, pero sobre todo en Turquía. El buen tiempo en el norte de Europa, la debilidad económica en Alemania, uno de los grandes aliados turísticos de Canarias, y la quiebra de aerolíneas también están haciendo de las suyas. «La bajada de la demanda ha provocado que lancemos descuentos para atraer al turismo local de hasta el 40%, unas rebajas que también se están ofreciendo a los turoperadores internacionales. Los mismos mayoristas nos piden también bajadas de las tarifas para trasladarlas a los precios finales de sus paquetes vacacionales y llenar sus aviones en las rutas con las islas», añaden desde el sector.

Los empresarios turísticos advierten de que la destrucción de puestos de trabajo que ya se ha empezado a notar en el primer trimestre se acentuará en el segundo con la bajada de los márgenes. «La caída de los ocupados llega siempre después del descenso de los ingresos, a medida que van finalizando sus contratos los eventuales. Y el empleo no se puede sostener cuando la facturación baja. El sector turístico lleva años contribuyendo a recuperar la economía canaria, y ahora deben coger el testigo la construcción y las administraciones públicas, que deben absorber esos puestos de trabajo que irremediablemente se perderán», alertan los hoteleros.

Los ingresos totales de los establecimientos turísticos canarios «caerán al cerrarse el año entre un 6% y un 10%, y los beneficios brutos se reducirán hasta un 15%», según los cálculos de la patronal turística. Ayudará a suavizar el impacto de las rebajas de los precios el hecho de que el 60% de las camas se vendieron por contrato a los turoperadores hace un año, antes de que la tormenta llegara al archipiélago.

Dependerá esta evolución de la respuesta del turismo local, que tras años de carestía de las escasas camas disponibles tienen «la oportunidad de disfrutarlas ahora a precios muy económicos».