El 60% de los autónomos ya ha subido sus precios ante la escalada de la inflación

La actividad de la mitad de los emprendedores ha descendido en 2022 y, sin embargo, al 90% se le han incrementado los gastos de su actividad en este año

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOS Madrid

La escalada de la inflación ha obligado a casi el 60% de los autónomos a subir los precios de sus productos o actividad ante la delicada situación que atraviesan, puesto que muchos aún no se han recuperado de la pandemia. Así lo refleja el XV barómetro publicado este lunes por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, ATA, elaborado a partir de más de 1.000 entrevistas realizadas entre los días 19 a 22 de este mes.

Concretamente, el 57,3% de los emprendedores ha incrementado a sus clientes el coste de sus servicios, mientras que el 39,8% no ha aplicado aún la inflación a sus precios. Pero solo por el momento, puesto que el 59,2% de los encuestados prevé hacerlo próximamente si se mantiene este ritmo.

La continuidad de muchos negocios está en riesgo si se mantiene este repunte de precios, advierte ATA, que señala que a casi el 90% del colectivo se le han elevado los gastos de su actividad en 2022. Uno de los grandes problemas a los que se enfrenta este colectivo es el incremento de los costes de la energía, que se han disparado más de un 40% a una quinta parte de estos trabajadores, y a otro 23% entre un 25% y un 40%.

Además, este alza se produce cuando, lejos de aumentar, la actividad de cerca de la mitad de los trabajadores por cuenta propia ha descendido en 2022. Y las perspectivas de futuro no son mucho más halagüeñas: el 60% prevé un mayor recorte para lo que queda de año, según se desprende de la encuesta. «La continua escalada de los precios, el desabastecimiento de materias primas y el encarecimiento de la energía no está ayudando al colectivo a recuperar todo lo perdido durante los años de pandemia», se lamenta la principal organización del colectivo.

Más específicamente, para uno de cada cuatro emprendedores el principal problema que más ha dañado su negocio ha sido el incremento de la subida de la luz (26,7%) y para uno de cada cinco, los incrementos en materias primas (20,7%) o los impuestos (20,3%). Las cotizaciones son un obstáculo para el 14,5% de los autónomos y el precio de los carburantes, para el 13,9%.

Recorte de plantilla

Preguntados por la situación de la economía en general, tres de cada cuatro autónomos la valoran de manera negativa o muy negativa y únicamente el 8% confía en que 2022 va a ser un buen año para la economía española.

Casi la mitad de los autónomos encuestados asegura no tener trabajadores porque no los necesita. De la otra mitad, uno de cada tres ha mantenido el empleo que venía creando en los meses anteriores y un 6,3% ha contratado trabajadores en los últimos meses. No obstante, el 13,4% de los autónomos asegura haber reducido el empleo creado en su negocio.

De cara a los próximos meses, el 30,7% de los autónomos afirma que mantendrá su plantilla, un 4,3% contratará nuevos trabajadores y casi uno de cada diez cree que tendrá que recortar plantilla.