Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este domingo 3 de marzo
Jotha, el pasado martes en la playa de El Reducto de Arrecife. Juan Mateos
«Zidane, Ronaldo, Raúl, Guti o Casillas te trataban como a uno más en el vestuario»

«Zidane, Ronaldo, Raúl, Guti o Casillas te trataban como a uno más en el vestuario»

Fútbol ·

Jotha salió de la UD por una decisión incomprensible y, meses después, terminó debutando en el Madrid galáctico, allá por 2004

Ignacio S. Acedo

Las Palmas de Gran Canaria

Miércoles, 24 de enero 2024, 09:57

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La suya es una historia paradigmática, acaso única. La UD le dio la baja en Segunda División porque no se contaba con sus servicios en diciembre de 2003... Y menos de un año después, debutaba con el Madrid galáctico de Zidane, Figo, Beckham, Raúl, Roberto Carlos, Owen o Casillas. Jonathan Pérez Olivero, Jotha, (Lanzarote, 1981) protagonizó este capítulo que, con la perspectiva del tiempo, sonroja. Un centrocampista de bien pie, captado con 15 años y acunado en Barranco Seco y al que cortaron las alas... Para que terminara desplegándolas por un día en el Bernabéu y con la camiseta blanca.

Ahora en funciones de servicio público, como concejal de Festejos, Economía y Hacienda, Recaudación y Catastro de su Tinajo natal, mantiene el hilo con el balón organizando campus formativos y formando parte de los veteranos de la UD. El sábado estará en el Gran Canaria. Apuesta por el 1 en la quiniela.

-Una UD lanzada y un Madrid que siempre es el Madrid. Partidazo.

-Sí. Realmente creo que la UD tiene posibilidades. Ya ha venido demostrando durante la temporada que es capaz de ganarle a cualquiera. Al Atlético, viene de dos victorias seguidas, el Barcelona ganó de milagro en el Gran Canaria... Contra los grandes es un rival incómodo y que no tiene miedo ni se cierra atrás. Que va a por todas.

-¿Le tira más el amarillo que el blanco?

-Sin duda. Me marché a Gran Canaria casi siendo un niño cuando me fichó la UD y tengo más amigos allí que en Lanzarote. Le guardo mucho cariño al Madrid por todo lo que viví allí. Pero la UD es mi equipo.

-Sin rencor pese a lo que le hicieron con aquella salida tan indecorosa.

-Fue una decisión de David Vidal cuando llegó al banquillo para sustituir a Juan Manuel Rodríguez. El club y la afición están por encima de eso. Tengo muy claro que hay que diferenciarlo porque tampoco se borran de mi cabeza los cinco años en filiales, toda la formación futbolística y personal que adquirí en la UD, mi debut con el primer equipo. Todos son recuerdos bonitos menos el momento en el que me dijeron que tenía que irme.

-¿Le dolió?

-Mucho. Las formas no fueron elegantes. En el fútbol pasan estas cosas, pero uno, por encima de futbolista, es persona. Y, en ese momento, lo que me hicieron fue muy duro para mí. De repente, en mitad de la temporada, me ponen en la calle cuando había jugado muchos partidos y estaba tan comprometido con la UD. No había un motivo que me convenciera.

-Dicen que lo que sucede conviene porque en el cambio no salió perdiendo, precisamente.

-Encontré equipo rápidamente. No me lo pensé cuando me hablaron de la posibilidad del filial del Madrid. Llegué en enero y, pese a que había un once conformado, me hice sitio en los planes de López Caro y alcancé un gran nivel. Formar parte del Madrid, aunque estés en el filial, es otro mundo. Un privilegio.

-Un gran nivel que le vale ser llamado por el primer equipo a inicios de la temporada 2004-05.

-Estuve convocado en varios partidos. En el viaje a San Mamés, contra el Deportivo en casa... Y luego ya me tocó el debut. Con el Osasuna en el Bernabéu.

-Y sustituyendo a Raúl.

-Cuando lo pienso me emociono. No es fácil llegar. Menos a al Madrid o a la UD. Yo pude hacerlo. Es un orgullo.

-Estuvo en un vestuario con campeones del mundo, de la Champions, Balones de Oro... ¿Cómo fue esa experiencia?

-Al principio es normal que te impresionara todo. Pero, luego, Zidane, Ronaldo, Raúl, Guti o Casillas te trataban como a uno más. Eran muy sencillos, te impresionaba la manera en la que te integraban con el resto. Yo no tengo más que palabras de agradecimiento para todos ellos.

-Tres minutos y ahí se quedó su historia en el Real Madrid.

-Jugar en ese equipo era un imposible. Repasas los nombres y eran los mejores del mundo en ese momento.Valoro mucho que tuviera la oportunidad de debutar. Iba para seis meses al Madrid y me quedé dos años y medio en el filial. Fue una etapa muy bonita y que me dio mucho aprendizaje.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios