Un profesor de lujo en el Tinajo: Jotha

10/10/2018

El que fuera jugador del Lanzarote, UD Las Palmas y Real Madrid, entre otros equipos, estrena cargo como coordinador de la cantera en el club el que empezó su carrera y en el que ahora imparte magisterio y vertebra sus categorías inferiores

Fue compañero de mitos mundiales como Raúl, Casillas, Beckham, Roberto Carlos, Figo, Ronaldo o Zidane en el Real Madrid de los galácticos. El centro del mundo a comienzos de siglo y con un seguimiento mediático sin parangón. Una época irrepetible y que marcó tendencias y abrió fronteras en el deporte, desde entonces entendido como negocio global. Pero, para encontrar hoy a Jonathan Pérez Olivero, Jotha, nada más eficaz que acercarse por el campo del CD Tinajo, el Virgen de Los Volcanes. Allí, cada tarde, a la sombra de la quietud del Timanfaya, Jotha sigue manteniendo la pasión por el fútbol. Nada ha cambiado en el chico que emigró del pueblo para acabar en el Santiago Bernabéu. Habla con todos los niños, orienta a los entrenadores y ejecuta con seriedad y un alto sentido de la responsabilidad su cargo de coordinador de la cantera en el club que le vio nacer. «Me encanta lo que hago y disfruto cada día más», revela. Más de doscientos aprendices y una veintena de entrenadores están a su cargo en materia de planificación y formación. «Por encima de todo, el compañerismo y el respeto a las normas y al rival. Luego, la diversión y la competición. Pero, antes que jugadores, hablamos de personas», indica.

Jotha reconoce que las amplias experiencias recopiladas en sus años en activo quiere ponerlas «al servicio» de las categorías inferiores del Tinajo «para favorecer la educación y crecimiento» de los más pequeños y, para ello, seguirá un patrón definido y que consensúa con los entrenadores de la casa.

«Desde que Orencio Pérez, nuestro presidente y al que estoy muy agradecido, me llamó y me propuso esta posibilidad, cada día tengo más ganas de dar todo lo que llevo dentro. Es una delicia poder trabajar con los niños, ver sus caras y notar las ganas que tienen de vivir el fútbol de una manera sana y auténtica. Somos un club humilde, con limitaciones, pero eso no nos va a impedir querer hacer las cosas de la mejor manera posible en cada detalle, en cada decisión», asegura. La estructura, más allá del equipo regional, se compone de un equipo femenino, un juvenil, un cadete, dos infantiles, dos alevines, dos benjamines y un prebenjamín. A todos les dedica Jotha «máxima atención», siempre con la inquietud de «pulir detalles» y de que «los entrenadores cuenten con los medios y el asesoramiento necesario» en el desarrollo de sus funciones.

La mayoría de los niños a los que enseña a atarse las botas o a controlar un balón desconoce que tienen enfrente a alguien que tocó las estrellas con los mejores saliendo del mismo lugar. El ejemplo del sueño cumplido. Jotha.