Fútbol: Segunda División

Tana para sobrellevar la vida sin Rubén

06/11/2018

El punta tiene muy difícil llegar al partido del Elche por el edema retiniano que sufre en su ojo derecho tras un balonazo el sábado ante el Dépor. Sería la primera vez que se queda sin jugar este curso y el 24 podría ser el principal beneficiado.

Salvo sorpresa, la Unión Deportiva tendrá que sobrevivir por primera vez esta temporada a la ausencia de su referencia ofensiva y máximo artillero con siete tantos, Rubén Castro. Un balonazo en la cara al comienzo del partido del pasado sábado frente al Deportivo, acabó con el delantero siendo trasladado al hospital en el descanso. El Moña, en un alarde de compromiso, intentó seguir, pero en el intermedio no pudo más.

Sufre un edema retiniano en su ojo derecho y, de momento, no se podrá entrenar. No hay tiempo de baja estipulado, pero mañana pasará un nuevo control para determinar su regreso con el grupo. Aunque las pruebas médicas a las que se sometió el lunes confirman una evolución favorable, no se correrán riesgos con el jugador formado en El Artesano. La zona dañada es muy delicada y a Rubén tampoco le vendría mal un pequeño descanso después de ser, junto a Raúl Fernández, el futbolista con más minutos de Las Palmas.

De ser así, será una baja significativa en un momento delicado. El equipo marcha sexto, su posición más baja en lo que va de curso, y solo ha ganado uno de los seis últimos encuentros. Pero la UD y Jiménez cuentan con argumentos para paliar esta ausencia y sacar los tres puntos en Elche. Es más, precisamente con el cambio obligado de Rubén por Tana el pasado fin de semana, el representativo consiguió levantar algo la cabeza ante el acoso del cuadro gallego, y empezar a vivir sus mejores minutos.

El problema no es, ni mucho menos, Rubén. La leyenda bética es una bendición para cualquier conjunto de Segunda. Fue el jugar con cuatro centrocampistas lo que le dio más estabilidad y control a Las Palmas, y tanto los mediocampistas como los delanteros agradecieron la entrada de Tana, quien ayudó en la elaboración y la posesión, y sirvió de balones a la gente de arriba.

Así, el mediapunta, suplente en los últimos compromisos, podría ser el principal beneficiado de la baja de Rubén. Además, hay que tener en cuenta que otro fijo como Timor tampoco podrá ser de la partida por acumulación de amonestaciones, por lo que la presencia del 24 parece más que cantada en el Martínez Valero el próximo sábado.

Mir y Araujo tendrán que hacer olvidar al punta a base de goles y sus compañeros, dar un paso adelante para combatir las bajas y salir de una situación que empieza a ser muy preocupante.

Pendientes del capitán.

El que sí pinta mejor y tiene posibilidades reales de reaparecer en Elche es David García. El central no pudo jugar en la última jornada por unas molestias en los isquiotibiales, y aunque el jugador quiso forzar para estar, el equipo médico del club le instó a que guardara reposo para evitar una lesión mayor. Su presencia el sábado, sin ser segura, es bastante probable. Jugador y club son optimistas, pero dependerá de las sensaciones del zaguero durante los entrenamiento de esta semana las que dictaminen si finalmente el de Maspalomas volverá al once en el Martínez Valero. De ser así, Jiménez volvería a apostar por su retaguardia de confianza con el capitán acompañado por Cala, y Álvaro Lemos y De la Bella en los costados.