Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este sábado 18 de mayo
Sandro y Moleiro celebran el tanto del empate. laliga
Sandro y Viera devuelven el liderato a la UD Las Palmas

Sandro y Viera evitan otro desliz

fútbol - segunda división ·

La UD remonta en Ibiza y caza el liderato merced a los goles de los grancanarios | La expulsión de Escobar dio alas a los de Pimienta

Kevin Fontecha

Las Palmas de Gran Canaria

Sábado, 14 de enero 2023, 17:13

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Los virtuosos son aquellos que nacen con los privilegios que otros no son capaces de gozar jamás. Hay quienes trabajan cada mañana para armar el cañón como Sandro o regatear como Viera. El talento suele marcar las diferencias y Las Palmas disfruta de un brillo que sale a relucir hasta en sus momentos más oscuros. En Ibiza, ante el colista, la UD recuperó el liderato en un encuentro que dejó ciertos momentos de desasosiego. Hasta la expulsión de Escobar, y con los de Pimienta obligados a remontar, todo dibujaba un nuevo descalabro. Pero los virtuosos, a quien esta categoría se les queda diminuta, decidieron. Y todo volvió a su orden natural.

Todo comenzó gris. Un resbalón de Saúl Coco casi supone un disgusto nada más arrancar la contienda. Fue el primer aviso y un susto total. Una realidad también. Porque iba a tener que sufrir para ganar la UD. Todavía no corría ni el minuto 7 cuando Bogusz se estrelló con un gigantesco Álex Domínguez, que dio dos pasos al frente y tapó todo el hueco que pudo. Era un mano a mano que podía haber costado caro, pero el catalán salvó. Tendría tiempo para sucumbir después. No pensaba vender su piel a costo de saldo el Ibiza, sabedor de que la permanencia, si quiere soñar con ella, pasa por hacerse fuerte en Can Misses.

Al galope de Herrera, viejo conocido y que tanto daño hace siempre a Las Palmas, volvió a dejar tocada a la UD, aunque Coco, esta vez sí, apareció antes de que los locales ajusticiasen. El extremo isleño también probaba fortuna de volea. Mordían los celestes. Tenía que despertar el combinado de Pimienta, que sufría más de la cuenta en la casa del colista.

Solo con el cacareo de Moleiro, desvergonzado como acostumbra, Las Palmas intuía algo de luz. Con Viera y Fabio un poco espesos, Enzo sin encontrar el rumbo y Pejiño desabastecido, el tinerfeño trataba de romper la balanza. Pero en una de esas, una cantada de Álex Domínguez señaló el camino al estrépito. Porque el cancerbero no cazó un centro sin peligro y regaló la bola, mordida y a placer tras su tímida caricia, a Bogusz, que la empujó sin oposición y defensa alguna (1-0) en el 22.

Hasta el descanso exigía la UD una tregua. Superada, errática y hasta con falta de nervio. Los balones llegaban a Pejiño de espaldas a portería, Sandro Ramírez nunca recibía hacia el meta rival y Enrique Clemente, que saltaba de inicio tras el castigo de Pimienta a Sergi Cardona, tampoco enfilaba en banda, donde Las Palmas acusaba la ausencia de su carrilero titular.

Con lo que había ofrecido la escuadra grancanaria no bastaba siquiera para empatar. Algo iba a tener que agitar el técnico. Porque en ninguno de sus planes entraba semejante descalabro en campo del último clasificado. Muy previsible y muy poco corazón. Quizás el peor primer tiempo a domicilio en lo que va de temporada.

Consciente, García Pimienta, tras el intermedio, dio entrada a Lemos y Marc Cardona, en detrimento de Álex Suárez y Enzo Loiodice, amonestado. Más dinamita, porque menos era imposible. Desde bien pronto mostró más colmillo Las Palmas. Sandro acarició el empate luego de un pase al espacio de Moleiro, pero Fuzato la escupió a saque de esquina. Pejiño, acto seguido, se fue al césped en un balón largo, al notar que le rozaban la cara, y Escobar vio la segunda amarilla (minuto 50). Pillo, de la vieja escuela el de Barbate. Y determinante.

Con un jugador más sobre el verde, la UD podía apretar el pie en el acelerador. Arriesgar más, someter a su contrincante, que iba a poner la mandíbula para intentar aguantar los golpes. A la yugular. Un zapatazo de Sandro Ramírez igualó la batalla (1-1) y tenía más de media hora Las Palmas para seguir insistiendo. Futbolista de otra categoría y que ya empieza a marcar las diferencias.

Coco, con amarilla, dejó paso a Sergi Cardona, que daría todavía más amplitud al carril izquierdo. Clemente pasaba a acompañar a Eric en la zaga. En el 61 asaltó la Unión Deportiva el liderato. Presionaba Jonathan Viera por las medianías del área, cuando robó un balón y se plantó solo ante Fuzato. Ahí nunca falla el capitán (1-2) que besó la red con un sutil disparo con rosca a la izquierda del arquero.

Con el paso de los minutos, solo un remate de Ekain de espaldas y otro de Diop tras el posterior saque de esquina, hizo temblar el destino del choque. Aunque Fuzato casi la lía sobre la bocina cabeceando un córner. Domínguez estaba vendido. Menos mal que se fue fuera. La expulsión lo marcó todo en una primera mitad terrible de los de Pimienta. Lo de Ibiza, donde recuperó el liderato a falta de lo que haga el Eibar ante el Málaga de Pepe Mel, debe marcar un antes y un después. Para ascender, no valen medias tintas ni se gana simplemente enseñando el escudo. Sandro y Viera apagaron fuegos y evitaron un tropiezo que podría haber sido letal.

Ibiza

Fuzato; Joseda, Mauro (Morante, min.78), Grillo, Escobar; Herrera, Diop (Martín, min 73), Appin (Isma Ruiz, min.73), Bogusz; Ekain (Kaxe, min.73), Nolito (Vázquez, min. 53).

1

-

2

UD Las Palmas

Domínguez; Suárez (Lemos, min. 46), Curbelo, Coco (Sergi Cardona, min. 61), Enrique Clemente; Pejiño, Loiodice (Marc, min. 46), Viera, Fabio, Moleiro; Sandro (Óscar, min.72).

  • Goles: 1-0, min.22: M.Boguzs; 1-1, min.56: Sandro; 1-2, min.62: Jonathan Viera.

  • Árbitro: Gálvez Rascón (Comité madrileño) que amonestó a los locales Marcos Mauro (min. 25), Escobar, Appin (45+2) y expulsó al Escobar por doble amarilla (min. 36 y min. 51) y amonestó a los visitantes Loiodice (min.40), Coco (min.58) y Fabio (min.67) También amonestó al técnico de la UD Ibiza Lucas Alcaraz (45+2).

  • Incidencias: Partido correspondiente a la vigésima tercera jornada de LaLiga SmartBank disputado en el Estadio Palladium Can Misses ante 2.855 espectadores.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios