Raúl no llega a Lugo y mira al derbi

07/12/2018

El meta vasco sigue sin entrenar con el grupo, ni siquiera puede conducir por las molestias en la espalda y, con la baja confirmada para el domingo, centra su recuperación en estar disponible para el clásico canario del próximo 16 de diciembre.

ETIQUETAS:

Raúl Fernández causará baja el domingo ante el Lugo y no irá convocado a la cita que aguarda en Galicia. El portero vasco sigue con molestias derivadas de la lesión muscular sufrida el pasado domingo frente al Oviedo, continúa sin poder ejercitarse con sus compañeros y los servicios médicos del club han recomendado máxima prudencia con el futbolista con el fin de evitar riesgos. Así las cosas, se confirma el relevo en la portería de la UD, que, por primera vez en Liga, será defendida desde el inicio por Nauzet Pérez.

Nauzet Pérez será el titular y Paco Herrera no podrá disponer de Josep, del filial, el estar sancionado

Raúl abandonó ayer las instalaciones del Hornillo con gesto serio y sin querer referirse a su estado físico. A preguntas de este periódico respecto a su evolución, contestó de manera seca y educada: «Lo siento, pero no puedo decir nada». Aunque no aparentaba cojera, sí se dio un detalle que evidencia su baja segura. Su compañero Sacko fue el encargado de llevarle a su domicilio, ya que no puede conducir con normalidad por la contractura en la espalda producida días atrás.

A comienzos de semana había cierto optimismo respecto a su disponibilidad, pero el paso de los días ha terminado por disipar cualquier posibilidad. Los fisioterapeutas se centran ahora en tratar de que llegue a tiempo para el derbi ante el Tenerife del próximo 16 de diciembre.

Considerando que quedan nueve días para el duelo de máxima rivalidad, las expectativas son moderadamente buenas y en adelante se intensificará el tratamiento individualizado para tal fin.

Nauzet ya sabe que tendrá su reválida en el estadio Anxo Carro y se está mentalizando a conciencia. Siempre ha sido un jugador que se exprime en los entrenamientos y aporta intensidad. De hecho, cuando le ha tocado vivir los partidos desde el banquillo se ha destacado por su especial actividad a la hora de animar al equipo y protestar decisiones arbitrales cuando ha procedido.

Por ahí no hay dudas en Paco Herrera respecto al meta grancanario, del que espera que no le pueda la ansiedad, como sucedió en la Copa frente al Sanse, porque ve en él suficiente experiencia y capacitación para estar a la altura de las circunstancias. «He jugado muchos partidos en Segunda, pero hay gente que se olvida ... Tengo una carrera detrás y espero seguir sumando para el bien del equipo de mi vida, que es la UD Las Palmas», expuso en declaraciones efectuadas a Canarias Radio el propio Nauzet para poner en valor sus poderes.

«Trabajo cada semana para jugar y me encuentro con más ganas que nunca. Todos tenemos ganas de ayudar al equipo. Me sentí bien en mi vuelta. Fue un partido muy tranquilo para mí porque en la segunda parte no tuvo ocasiones el Oviedo. Ahora espero que podamos conseguir los resultados que necesitamos», añadió con vistas a lo que viene. Sin decirlo expresamente, Nauzet quiere reivindicarse y sentirse importante en un proyecto al que llegó tras haber jugado la pasada edición de la Liga de Campeones y considerando que tendría un rol más protagonista del que ha disfrutado.

Sabe que un partido puede cambiarle la vida en la UD y aunque la oportunidad llegue de la manera menos deseada y por imperativos físicos de su competencia en el puesto.

En paralelo, se da una curiosa circunstancia dado que Josep Martínez, indiscutible en el filial y siempre en el radar del equipo profesional, arrastra sanción federativa de un encuentro después de que el acta arbitral del partido disputado ante el Coruxo reflejara un incidente suyo dentro de los vestuarios y ya finalizado el choque.

Caprichos del destino, esta incidencia coincide con la de Raúl, por lo que, a la hora de elegir suplente para Nauzet, Paco Herrera tendrá que elegir entre Alvaro Vallés o Benito del Valle, ambos de filiales.

El efecto colateral de las lesiones y sanciones afectará, por tanto, al primer equipo y al de meritorios, privados de sus piezas principales bajo palos.