Pepe Mel: «La clave es ir al Tartiere a competir al mismo nivel que el Oviedo»

05/04/2019

Pepe Mel, entrenador de la Unión Deportiva Las Palmas, considera que la «clave» del partido de este sábado ante el Real Oviedo en el estadio Carlos Tartiere es «competir al mismo nivel» que su rival, en la trigésima tercera jornada de LaLiga 1/2/3.

El técnico madrileño ha subrayado que si bajan «solo un 1 por ciento» la intensidad, lo tendrán «muy difícil» para repetir actuaciones como las de Coruña (0-1) o Granada (1-1), donde sí ofrecieron una buena imagen.

«El Oviedo nos lo va a poner complicado, no concibo un partido si no compites, no metes pierna, no vas a los duelos o no ganas los uno contra un, pero solo con eso no vale, también hace falta fútbol, y tener las ideas claras de lo que quieres hacer», ha explicado Mel ante los periodistas.

El técnico amarillo recuerda que para que un equipo alcance sus objetivos, necesita «ganar más de un partido seguido», y esa es ahora la gran asignatura pendiente de la Unión Deportiva.

A su juicio, lo importante es tener la «moral intacta» pese al 0-1 de la pasada jornada ante el Elche, y mantiene su mensaje optimista. En ese sentido, cree que si ganan en el Tartiere, en el siguiente partido en casa contra el Cádiz podrían «volver a la casilla de salida, pero con más ilusión».

Del Oviedo, Mel ha explicado que se desenvuelve con dos dibujos tácticos, en función de si tiene la posesión del balón (1-3-4-3) o la tiene el rival (1-5-4-1).

Por otra parte, el técnico madrileño ha reconocido que ha dejado fuera de la convocatoria a Maikel Mesa porque no atraviesa un buen momento, aunque ha asegurado que tiene la «confianza intacta» en el futbolista tinerfeño.

«Creo en sus cualidades y que puede ganarse la vida en esto, pero depende de él, así que igual no le viene mal ver desde su casa el partido de mañana y las cosas que necesita su equipo. Le quedan nueve partidos para demostrar que puede ser un jugador muy importante para la Unión Deportiva», ha dicho Pepe Mel.

Además, considera que el delantero Rubén Castro está «demasiado presionado» por su propia presencia en el banquillo, ya que con Mel tuvo grandes registros goleadores en el Betis.

«Él siente una responsabilidad que a veces no le corresponde, porque es un peón más de este equipo. Le he dicho que esté tranquilo, que se centre en jugar y ayudar forzando los movimientos de sus compañeros, porque lo demás -el gol- llegará».

Por último, Mel no esconde que si el equipo amarillo finalmente no se mete en los ‘play-off’ de ascenso «no habrá sido un buen año», y con respecto al próximo derbi contra el CD Tenerife ha dicho que «ya llegará», porque ahora están «centrados» en apuras sus opciones matemáticas ganando «varios partidos consecutivos».