Peñaranda, tras marcar su último gol con la UD, en octubre y frente al Cartagena. / cober

Peñaranda, el delantero de cristal

Llegó a la UD como apuesta estelar, pero tras un inicio explosivo, las lesiones le han arruinado su paso por el equipo

PEDRO GARCÍA Las Palmas de Gran Canaria

Adalberto Peñaranda se ha perdido esta temporada doce partidos por lesión. En 17 encuentros con la camiseta amarilla solamente ha marcado dos goles, el último hace seis meses frente al Cartagena (4-1). A sus 24 años, ha manifestado en alguna ocasión que «tengo ganas de dejar el fútbol», desmotivado por las continuas lesiones que le impiden tener regularidad en el once. Esa sensación de delantero de cristal le mantiene en vilo. Llegó como uno de los fichajes más rutilantes de la dirección deportiva tras el acuerdo de préstamo con el Watford inglés, pero su exiguo rendimiento no le aseguran una vinculación más allá del 30 de junio.

Los servicios médicos de la UD Las Palmas comunicaban el pasado viernes, antes del viaje del equipo a Ponferrada, el nuevo parte de lesiones del venezolano: microrrotura fibrilar en el bíceps femoral izquierdo.

Durante la pretemporada que la UD Las Palmas llevó a cabo en Marbella, Peñaranda mostró muy buenas maneras. Rápido, vertical, con gol. Un futbolista que siempre estuvo llamado a conseguir cosas mayores. Sin embargo, su paso por el equipo amarillo ha sido casi invisible con actuaciones insustanciales.

Desde Lugo, de mal en peor

En la jornada 11, en el partido disputado en Lugo, el jugador venezolano sufrió una lesión muscular. La misma que tiene ahora. Se perdió nueve fechas, un total de 45 días lejos de los terrenos de juego. Reapareció en la 24, actuado cinco minutos en Lezama frente a la SD Ponferradina. Pero el historial de lesiones de Peñaranda es largo. El Watford de Inglaterra se perdió 24 partidos por lesión, en su época como jugador del Málaga fueron 27 las ausencias, mientras que, en Italia, cuando militaba en el Udinese, estuvo ausente por este motivo en 7 ocasiones.

El internacional vinotinto no tiene números de goleador. Su máxima cifra la consiguió jugando para el Granada en Primera División, cinco, en la temporada 2015-2016. Con la selección absoluta de Venezuela ha jugado 19 partidos, sin marcar. El pasado 15 de octubre de 2021, en Chile (3-0), partido por las eliminatorias de Clasificación para el Mundial de Qatar 2022, fue la última presencia con el combinado nacional. Un futbolista del que esperan más. Peñaranda, como dice algún entendido del fútbol, es el tipo de jugador que necesita jugar para sentirse importante. Entrenarse para luego verse en el banquillo, no le estimula.