Borrar
Directo El Parlamento, a favor de una tasa para acceder a espacios naturales protegidos
Niz y Mamé León, goleadores trascendentales en los dos únicos triunfos de la UD como visitante ante el Barcelona. C7
Niz y León en el recuerdo para romper una mala tradición de más de 50 años

Niz y León en el recuerdo para romper una mala tradición de más de 50 años

Fútbol ·

Ambos marcaron los goles de los dos únicos triunfos de la UD como visitante ante el Barça (1969 y 1971). Desde entonces, decepciones

Ignacio S. Acedo

Las Palmas de Gran Canaria

Lunes, 25 de marzo 2024, 11:16

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Uno de los retos de la visita de este sábado de la UD al Barcelona es, al margen de enderezar el rumbo tras cinco jornadas consecutivas sin triunfos y un pobre bagaje de dos puntos sobre los últimos quince posibles, poner fin a una maldición que ya ha cumplido más de 53 años de vigencia. Y es que Las Palmas no gana al conjunto azulgrana en su feudo desde 1971. Fue el 19 de septiembre de ese año, tercera jornada del campeonato liguero 1971-72, cuando el equipo dirigido entonces por Pierre Sinibaldi se imponía en la Ciudad Condal al bando culé por 1-2, remontando con goles de Gilberto II y Mamé León el tanto inicial de Marcial. Fue un triunfo celebradísimo por su magnitud, aunque no pionero.

Ese honor correspondió, dos años antes, en 1969 a la célebre UD de Luis Molowny que quedaría subcampeona de Liga y que, ante un Nou Camp atestado con más de 80.000 espectadores, conquistó una cima hasta ese momento inexplorada con otro 1-2 en el que Germán y Niz, en ese orden, se erigieron en finalizadores para la historia.

Las referidas son, hasta ahora, las dos únicas victorias certificadas en la guarida del Barça, que ahora ejerce de anfitrión en Montjuic por las obras en su estadio de toda la vida. Una ventana para la esperanza si se tira de superstición, por aquello de variar el escenario, porque el signo claramente reinante en este compromiso es el de la derrota.

De hecho, los tres últimos precedentes así lo certifican: 3-0 en el curso 2017-18, con el estreno de Ayestarán en el banquillo el recordado 1 de octubre con las gradas desiertas de un campo cerrado al público por los incidentes por el referéndum de independencia de Cataluña, 5-0 en el campaña 2016-17 y 2-1 en la campaña 2015-16, encuentro en el que actuaron en la segunda parte Munir y Sandro pero a las órdenes de Luis Enrique.

Aquel empate que no sirvió de nada

Paradojas, para encontrar la última ocasión en la que la UD no salió derrotada frente al Barcelona en Cataluña no hay que retroceder en demasía: exactamente veintidós años. Corría la temporada 2001-02, de infausto recuerdo pues se culminó con descenso a Segunda, con Fernando Vázquez en el banquillo.

En la jornada 32ª, finales de marzo de 2002, se registró un empate (1-1) gracias a la actuación colosal de los dos Orlandos, Quintana bajo palos parándolo todo, y Suárez con el remate a la red de la portería defendida por Bonano para establecer la igualada después de que Luis Enrique hubiese puesto en ventaja a los suyos. Lo que fue un resultado de impacto quedó en nada semanas después por el derrumbe fatal hasta perder la plaza en Primera.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios