El técnico, instruyendo a sus jugadores durante un entrenamiento. / ud las palmas

«En ningún caso será un fracaso no entrar en la promoción de ascenso»

García Pimienta, entrenador de la UD, defiende su labor con independencia de si se consigue o no acabar entre los seis primeros

IGNACIO S. ACEDO Las Palmas de Gran Canaria

Con contundencia y de manera frontal. «En ningún caso será un fracaso que no nos clasifiquemos para la promoción si al final no lo conseguimos. Será un fracaso no salir a ganar cada partido. Y creo que desde que estoy aquí el equipo siempre ha hecho eso, es reconocible y tiene una identidad«. Así defendió García Pimienta, entrenador de la UD, la labor que ha venido desarrollando en el equipo grancanario desde final de enero y que ahora, con cinco jornadas para la conclusión del calendario regular, está pendiente de si se entra o no en las seis primeras plazas, las que dan derecho a optar al ascenso a Primera División.

«Debemos tener la ilusión de pensar que si ganamos todo nos vamos a meter. Matemáticamente no dependemos de nosotros mismos, pero lo que queremos es ganarlo todo. De hecho, si lo hacemos ante el Málaga (viernes, 21.00 horas) ahora será un punto de adrenalina muy importante para el grupo«, estimó.

Pimienta insistió en que su futuro no le preocupa («tengo un año más de contrato y estoy seguro de que el club no ve un proyecto a corto plazo») y privilegió en todo momento el frente competitivo: « Espero que la afición venga en masa al estadio porque con ellos somos más fuertes y los jugadores lo notan. Si ganamos al Málaga, que va a ser un rival durísimo, un partido muy exigente, estaremos más cerca de lo que queremos«.

«Es una lástima jugar en viernes en esta jornada y en la próxima, hubiese preferido hacerlo el fin de semana para sentirnos más arropados. Pero eso no depende de nosotros. Seguro que si ganamos al Málaga haremos que puedan venir más aficionados al estadio ante el Mirandés«, añadió.

El preparador catalán no ofreció detalles del once que planea, en el que no estará Sadiku por sanción, mantuve lo incógnita de Pejiño («está mucho mejor, pero no tenemos prisa ni correremos riesgos») y enfatizó que su plantilla «es una familia» por el buen ambiente que tiene, lo que considera «básico» para poder optar a cumplir todos los objetivos propuestos.