Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este 15 de julio
Marc Cardona celebra el 2-1. LaLiga
UD Las Palmas - Celta

La locura del olvidado Marc Cardona

Fútbol ·

El catalán, sobre la bocina, factura la segunda victoria del curso de Las Palmas tras un pase de seda de Jonathan Viera

Kevin Fontecha

Las Palmas de Gran Canaria

Lunes, 2 de octubre 2023

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El grito del desespero. Caminaba la UD por el sendero de la agonía, algo tímida, hasta que se dio cuenta de que la permanencia debe cocinarse en el Gran Canaria. Le tocó levantarse tras el gol de Douvikas. Empató Viera de penalti y luego le dejó un caramelo a Marc Cardona, el gran olvidado de esta temporada, para desatar la locura sobre la bocina. Triunfo capital, de coraje y corazón, para salir de los puestos de descenso.

Con el Celta bien anclado atrás en el inicio, refugiado en esos cinco zagueros que tanto se le atragantan a la UD, Pimienta trató de abrir espacios con Pejiño, después de mucho tiempo, tirado al a izquierda. Y ahí encontró Las Palmas nervio, porque el de Barbate quiso salseo. Ahora bien, el primer aviso llegó con una volea de Munir que se marchó ligeramente alta. Acto seguido, desde dentro del área, probó la rosca el marroquí pero su disparo lo blocó sin apuros Villar.

Pejiño bailaba por la izquierda y, en una de esas, abrió para el vuelo de Sergi Cardona, que centró y casi se la cuela en propia puerta el Celta. Villar tuvo que ir abajo para salvar los muebles. No la olía el Celta y, con el paso de los minutos, Las Palmas manejaba la bola con la velocidad necesaria para hacer daño a los gallegos.

Las alas fluían y solo faltaba la ocasión idónea para conquistar el ansiado gol. Eso sí, la zancada de Larsen y Douvikas obligaba a estar en alerta a Mika y Álex Suárez. De hecho, en una de esas, Valles tuvo que agigantarse en un mano a mano contra Bamba que sacó con el pecho. Larsen, en el rebote, la estrelló en el larguero y se fue fuera. Araujo, a la media hora, dejó sitio a Lemos por problemas físicos.

Alberola Rojas, en el 34, Larsen, salvó un error defensivo grotesco de Mika Mármol, y que había aprovechado Larsen para romper a Valles con la cintura y subir el 0-1 momentáneo a placer. Pitó falta tras ir a ver a la pantalla un agarrón al central amarillo. Vida extra para Las Palmas. Al descanso, todo a iguales.

Tras el intermedio, Rojas anuló un golazo a Kirian desde el centro del campo. Los amarillos protestaron que ya había pitado el colegiado y que, por tanto, debía subir al marcador ese disparo a la red. Sigan, dijo el árbitro. Larsen, en el 58, rozó el palo en un nuevo balón a la espalda de una defensa desdibujada.

La chispa de los cambios

Acudió Pimienta a Jonathan Viera con media hora de juego y también llamó a Marvin para correr. Se sentaron Muñoz y Sory Kaba, que continúa sin ver portería. Con el capitán, Las Palmas se quitó las cadenas y se fue hacia arriba. Todas las pelotas iban hacia el de La Feria. En una de esas, Enzo la puso atrás y Starfelt evitó el remate de Munir en boca de gol. La respuesta inmediata del Celta fue una puñalada letal, con Douvikas ganando, una vez más, la espalda a Mármol y batiendo a Valles en el mano a mano (0-1, min.67). Y encima saltaba al césped Iago Aspas.

En el 82, Starfelt arrolló a Marc Cardona dentro del área pequeña. Penalti. Viera asumió galones y la mandó a guardar (1-1), como siempre. Anda que se puso nervioso el capitán. Y eso que le adivinó la intención Villar. Tablas y a seguir peleando. Se fue a corazón abierto la UD a por la victoria y eso casi le cuesta un peor premio, porque los espacios atrás eran autopistas. Pero esa ambición, sobre la bocina, le hizo gritar de éxtasis. Descargó Viera para dejar solo a Marc Cardona, el gran olvidado. Besó el cielo el catalán, con un misil directo a la red (2-1, min.97).

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios