Borrar
García Pimienta,sonriente, durante el transcurso de una sesión de trabajo en Barranco Seco. ud las palmas
El líder y su fiabilidad con la media inglesa

El líder y su fiabilidad con la media inglesa

fútbol ·

La UD ha hecho buenos sus últimos dos empates fuera ganando luego en casa. Ahora, tras lo de Andorra, aspira a repetir frente al Málaga

Ignacio S. Acedo

Las Palmas de Gran Canaria

Domingo, 5 de marzo 2023, 19:51

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

En el partido que viene ante el Málaga en el Gran Canaria (sábado, 20.00 horas), la UD se enfrenta a una historia conocida y que está resolviendo siempre con desenlace favorable. Como aconteció en el tramo reciente del calendario, el equipo regresa a su plaza luego de haber empatado fuera (sendos 0-0 en Burgos y Leganés anteceden al del pasado viernes en Andorra) y con la necesidad de ganar para resguardar su liderato. Y lo cierto es que esta situación ya habitual parace garantizar la respuesta exitosa, pues, en la conocida como media inglesa, la de no perder a domicilio para luego hacer bueno el punto en casa, se están aplicando con efectividad los jugadores dirigidos por García Pimienta, como así lo acreditan los dos triunfos inapelables ante Lugo (3-0) y Ponferradina (2-0) que llegaron tras las anteriores tablas a domicilio.

En los cálculos de ascenso directo, y pese a las distancias ahora comprimidas en la cabeza de la tabla, a la UD le cuadra seguir como va, si bien hará falta algún triunfo más como visitante. De ahí que, pese a la oportunidad perdida en Andorra con una superioridad numérica durante 88 minutos que no se tradujo en victoria, se mantenga el optimismo y la seguridad en las posibilidades propias. Por lo pronto, lo que toca es un Málaga en descenso y que no gana lejos de La Rosaleda desde agosto.

La UD ha entrado en marzo con solo tres derrotas y quince victorias en el doble de jornadas. Además, adorna sus parámetros con un espectular registro defensivo que le tiene como equipo menos goleado de la categoría y hasta seis jornadas consecutivas ya sin encajar tanto alguno. Hay que retroceder al pasado 20 de enero para encontrar la última vez que Valles tuvo que recoger un balón del fondo de sus redes. Fue, además, sin consecuencias, pues se produjo en el 2-1 frente al Mirandés en Siete Palmas. Mes y medio ya con el marco sellado para consolidar el gobierno de la clasificación y encarar las jornadas definitorias, las que ahora se aproximan, con ese plus de confianza que proporciona este dato sin precedentes en la historia contemporánea de la entidad y que empodera un modelo de juego orientado al ataque.

Pimienta ha logrado lo que ninguno de sus antecesores: la excelencia en este balance desde una táctica en la que se privilegia la posesión y la presencia en campo contrario como achique más efectivo.

El mejor refrendo para validar los postulados del técnico viene tanto en el juego como, lo más importante, en los resultados. Y con el clima de confianza que se respira, y en el que se relativizan victorias y derrotas para evitar los extremos, la dinámica del grupo mantiene unos estimables índices de optimismo ahora que se vislumbra más cerca el objetivo propuesto en verano. Pimienta seguirá sin dar titulares en su comparecencias y en los jugadores tampoco habrá nadie que se salte el guion. Hasta los discursos están medidos para que nada altere a esta UD que sigue cocinando su regreso a Primera.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios