Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este jueves 18 de abril
Perrone, presionado por Viera en el partido del domingo de la UD frente al Almería. Efe
A la UD se le funden los plomos

A la UD se le funden los plomos

Fútbol ·

La derrota ante el colista confirma el desplome del equipo, que encadena cinco jornadas sin triunfos y solo ha ganado uno de los últimos ocho partidos

Ignacio S. Acedo

Las Palmas de Gran Canaria

Lunes, 18 de marzo 2024, 11:20

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Pese al alegato encendido de García Pimienta en defensa de la trayectoria de esta UD nada más caer ante el colista («nos daban por descendidos en diciembre y estamos quince puntos por encima del descenso, es una pasada lo que estamos haciendo»), los números recientes del equipo delatan que se han fundido los plomos, dada la carestía de triunfos (cinco semanas consecutivas sin ganar y una victoria en las últimas ocho jornadas) y la discreta aritmética de puntos sumados en este tramo (seis de 24 posibles).

Con nueve jornadas por delante, nada compromete la salvación, con una distancia con el Cádiz insalvable, dados los enfrentamientos directos entre conjuntos implicados en la lucha por eludir el descenso, pero se quiere evitar a toca costa que el derrumbe actual se prolongue y haga de una temporada para enmarcar, como estaba siendo hasta ahora, un trámite doloroso.

La derrota con el Almería, además de hacer daño, ocultó una actuación del equipo más que aseada, con posesión, llegadas y ratos de buen fútbol. Perder con el colista desluce todo y convierte en una impertinencia tirar de datos, pero Pimienta, de igual manera, se vio en la obligación de poner sobre la mesa la insistencia de sus jugadores («lo intentamos de principio a fin») como muestra de que la competitividad, por encima del mayor o menor acierto, es una premisa innegociable.

Y entiende el entrenador que con este nivel de intensidad y entrega, volverán a llegar los resultados que ahora se niegan.

El parón liguero que ahora se afronta servirá para pasar página, como así se ha determinado en el vestuario, y resetear, un proceso conveniente y en el que los jugadores con más jerarquía del grupo (Sandro, Kirian, Javi Muñoz, Álex Suárez y, pese a su falta de protagonismo, veteranos como Mfulu o Lemos) deben aportar ese diferencial tan valioso como es el equilibrio en los momentos menos fructíferos.

En el club recuerdan que ya se salvó con nota un inicio de temporada de secano, con dos empates y tres derrotas en las cinco primeras fechas, y ahora, salvando las distancias, pues ya la UD navega sobre un objetivo cumplido y ha acreditado una excelente adaptación a la categoría, se pretende volver a restituir la confianza y las sensaciones.

La receta para por ser la misma y así la pregona el propio entrenador: ser fieles al estilo y no renunciar a los principios.

Serenidad y madurez

La UD, en efecto, ha consolidado un estilo que le ha hecho ascender a Primera y consolidarse en la aristocracia del fútbol español. No hay motivos para dudar ahora, como tampoco lo fue entre agosto y septiembre, por un puñado de malos resultados enlazados.

Así también se ve en la cúpula de la entidad, donde se digiere este bache desde la normalidad y la madurez imperante en los últimos tiempos, coincidentes, mayormente, con la estadía del técnico catalán en el banquillo.

Ni el horizonte que marca un próximo compromiso con reducidas posibilidades de éxito, tal y como es la visita al Barcelona, remueve los cimientos de un proyecto ya blindado, por derecho propio, a si entra o no la pelota. La tabla clasificatoria así lo acredita.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios