Sandro, en un partido con el Huesca. / getty

La UD quiere hacer oficial hoy el fichaje de Sandro, que se entrena con el Huesca a la espera del anuncio

Acuerdo con el Huesca gracias a la intervención de Miguel Ángel Ramírez. Al delantero se le espera en Gran Canaria este martes

Ignacio S. Acedo
IGNACIO S. ACEDO Las Palmas de Gran Canaria

Sandro Ramírez ya es, oficiosamente, nuevo jugador de la UD. Falta el anuncio que confirme su llegada, pero este lunes, en jornada festiva pero de intensa actividad en Pío XII, se alcanzó el pacto con el Huesca para la incorporación del atacante grancanario . Las condiciones entre los clubes contemplan un primer pago de 500.000 euros en concepto de cesión hasta junio y, en caso de ascenso a Primera, se abonaría 1.500.000 euros a la entidad oscense para adquirir el pase en propiedad del delantero. Sandro (Las Palmas de Gran Canaria, 1995) es esperado para este martes en la isla, con el fin de que someta al preceptivo reconocimiento médico y sea presentado. La intención es que se ponga de inmediato a las órdenes de García Pimienta y evaluar si puede estar disponible ya para el encuentro del próximo lunes en Málaga, correspondiente a la segunda jornada de la Liga SmartBank 2022-23.

Fuentes de la UD confirmaron anoche a este periódico que la operación «está cerrada» y el éxito de llegar a buen puerto radicó en la intervención directa de Miguel Ángel Ramírez, presidente del club y quien, en su afán de cumplir con las prioridades de cuerpo técnico y dirección deportiva, reactivó conversaciones con el Huesca hasta el punto de solventar las diferencias que, días atrás, le llevaron a dejar por «imposible» el deseo de repatriar a Sandro.

Lo cierto es que Ramírez nunca terminó por desistir y buena prueba es que ya viene en camino el elegido para el ataque, como anticipó CANARIAS7 en su edición del pasado 23 de julio.

Sandro viene de vivir una pretemporada atípica en la disciplina azulgrana («duerme mal y le cuesta entrenar», dijo de él Ángel Martín González, director deportivo del Huesca), dada su determinación de salir del conjunto aragonés. Y, por encima de otras ofertas más ventajosas en el aspecto económico, privilegió regresar a la UD, donde culminó su etapa formativa durante siete años como paso previo a fichar por el Barcelona en 2009, con apenas 14. Antes de pertenecer a la UD, en cuya base tuvo promedios goleadores escandalosos (llegó a superar los doscientos tantos en un curso), se acunó en el Veteranos del Pilar y La Feria.

En Can Barça alcanzó el primer equipo, jugando entre los años 2014 y 2016 y con el corolario de compartir equipo con Messi, Neymar, Xavi o Iniesta, entre otras figuras, y alzar hasta siete títulos, destacando una Champions League, la última que ha ganado hasta ahora el Barcelona en 2015, y dos Ligas.

Tras no continuar en el Barcelona, al término de la campaña 2015-16, inició un largo peregrinar por numerosos equipos sin enraizar en ninguno.

A saber, y siempre en Primera División, Sandro ha jugado en el Málaga (2016-17), Sevilla (2017-18), Real Sociedad (2018-19), Valladolid (2019-20), Huesca (2020-21) y Getafe (2021-22). Además, tuvo una incursión en el fútbol inglés en las filas del Everton en el tramo inicial del curso 2017-18.

La experiencia que va a iniciar ahora en Segunda con la UD no la vivía desde que militaba en el filial del Barcelona y hay que retroceder más de siete años para localizar su última vez en la categoría plata: un Barcelona B 2-Leganés 5 disputado en el Mini Estadi el 31 de mayo de 2015.