Mel: «En Segunda suben los vestuarios»

01/11/2019

Pepe Mel tira de experiencia y huye de los nombres propios para poner en valor el buen hacer del grupo. «La UD no depende de Viera o de Pedri», aseveró el preparador madrileño. Además, pide a los suyos «centrarse en el juego» y no en las polémicas arbitrales: «El VAR no nos ha dado nada», afirmó

Que Mel se conoce el manual de los egos y la importancia de la unión del grupo lo saben ya en todas las ciudades donde ha entrenado. Y en la UD no iba a ser menos. Lejos de señalar a ciertos jugadores como Viera o Pedri, el técnico pone la lupa sobre la importancia del colectivo para alcanzar un futuro exitoso. El técnico aseveró ayer en los micrófonos de la emisora oficial del club que en la categoría de plata del fútbol español «suben los vestuarios». O lo que viene siendo lo mismo, un jugador solo no puede lograr un ascenso.

«No creo que el Real Madrid dependa de tres futbolistas o que el Barça dependa de Messi. Con Messi es cierto que es mejor y sube tres escalones. El Atlético de Madrid, cuando no tiene tres jugadores importantes, lo nota. Todos los equipos notan a los buenos y es lo que nos pasa a nosotros. En Segunda División suben los grupos, los conjuntos y los vestuarios, no la individualidad», defendió el preparador.

Eso sí, como viene haciendo desde pretemporada, no escatimó en elogios para Pedri. «En el fútbol español va a marcar una época nueva porque si todo sigue normal y no tiene ningún percance, lo suyo es que crezca y, cuanto mejores compañeros tenga a su lado, mejor va a ser él. Pedri es un jugador que hace jugar a los demás, es ese tipo de futbolista que reconocíamos todos en Andrés Iniesta porque todo el que le rodea sube sus prestaciones», dijo su principal valedor.

Por otra parte, el entrenador lamentó tanta desgracia en forma de lesiones: «Siempre hay lesiones, imprevistos y cosas que pasan. El fútbol es un juego y suceden cosas. Nunca preparamos más de una semana ni eso que antes se denominaban microciclos. El fútbol es un juego, pero también va acompañado con un estado de ánimo que te hace cambiar cosas por el bien del grupo», comentó el madrileño.

En tanto en cuanto a los últimos resultados, Mel reconoció no estar satisfecho con los goles recibidos: «Lo que más preocupa es que hemos encajado cinco tantos, aunque tres hayan sido de penalti. Todo aquel equipo que pasa de los 40 goles en contra, pasa dificultades. En Cádiz encajamos a balón parado, luego perdimos de penalti en Girona, en Málaga nos empatan de penalti, en Cádiz se nos pone en contra de penalti, en Fuenlabrada dos penaltis... Además, son penaltis de VAR. Tenemos que centrarnos en el juego, que es lo que nos da cosas, porque el VAR no nos ha dado nada», afirmó el jefe del vestuario.

En referencia a su relación con Miguel Ángel Ramírez, Mel aclaró que mantienen buen trato: «Yo puedo hablar de mi experiencia y mi experiencia con él es que tuve reuniones en diferentes etapas. En una de ellas, yo fui al Betis y en otra, no cuajó. Nos hemos conocido en este curso, pero mi relación con él es normal. Él me deja trabajar y nunca se ha metido en nada. Quiere una idea de club y creo que estamos en el mismo camino. Él está ilusionado con cada chico que pueda subir y, obviamente, al final el fútbol es un poco de negocio y este negocio va mejor si estamos en Primera División. Entonces, nuestro proyecto tiene que acabar en Primera División porque así nos lo va a demandar también la sociedad canaria».

«Para un futuro, trabajar bien es fundamental. Creo que el club tiene en mente ese camino a seguir. Yo creo que debemos poner pautas para un buen trabajo profesional de cara a todos los chicos. La Unión Deportiva debe ser un cauce de gente canaria que quiera triunfar. La gente debe ver en nosotros un club profesional que trabaja en eso», expuso sobre la cantera.

Sobre el rival de este domingo, el Real Zaragoza, dijo que «estamos empatados» en la tabla clasificatoria y que «por desgracia no es un partido de Primera, ojalá lo fuera». Advirtió de la grada: «La afición siempre llena La Romareda».