Los amarilloscelebran uno de los goles. / cober

La UD Las Palmas brilla y toma impulso

Pimienta regala su primer triunfo en el Gran Canaria en un gran partido amarillo y los isleños ya miran hacia el playoff de ascenso

PEDRO GARCÍA Las Palmas de Gran Canaria

La UD Las Palmas brilló y tomó de nuevo impulso en la Ligacon su incontestable triunfo sobre el CD Leganés (4-2). Una victoria que coloca a los grancanarios a cuatro puntos de la zona de promoción.

Llegaban los amarillos a la trascendente cita con el CD Leganés, con el formidable subidón emocional que significó haber ganado a un equipo como el Real Valladolid, y sabiendo que la derrota de la Ponferradina el pasado domingo le acercaba más a la tan ansiada sexta plaza. En el once titular, lo esperado. Solamente un cambio con respecto al último partido; Óscar Clemente, que estuvo sensacional, en lugar de Alberto Moleiro, ausente por sus compromisos internaciones con la selección Sub’19,

Xavier García Pimienta volvió a confiar en el talento de Coco para el centro de la defensa. Raúl Navas, siempre que estuvo apto, fue de la partida. Este lunes estuvo en el banco de los suplentes.

Las Palmas aprovechó los momentos iniciales del partido para marcar territorio. Se personó en el área de Dani Jiménez con cierta facilidad, pero se excedió en el pase. Le cuesta confiar en el remate a portería. La idea del Leganés era clara; robar y salir a la contra. Con la pelota en los pies los amarillos eran mejores, ante un rival que cerraba espacios para evitar que el talento canario se asociara.

Cisse persiguió por todo el campo a Jonathan Viera, el duelo individual más atractivo del partido. Cuando el capitán amarillo se soltó y encontró acomodo, Las Palmas fue mejor con diferencia. A veces se tomó el camino más farragoso para llegar a la portería pepinera, pero Las Palmas tenía fe en su fútbol.

Pero con el primer tiro a puerta llegó la peor noticia para el cuadro grancanario. Qasmi (min. 19) se aprovechó de un rechace de la zaga amarilla para poner por delante al Leganés. Sin embargo, tres minutos después, Las Palmas se repuso pronto del disgusto con el tanto de Sadiku. Otra vez un buen centro de Álvaro Lemos lo aprovechó el delantero albanés para reivindicarse como nueve referencia. En un arreón de inspiración con juego rápido y preciso, Las Palmas volteó el marcador con un golazo desde la frontal del área de Kirian (min. 25).

cober

Desatado el equipo de Pimienta, un manotazo de Cisse sobre el medio tinerfeño fue castigado con penalti. Jonathan Viera, engañando al meta visitante colocó el 3-1 (min. 36). Era el partido soñado. Ahora tocaba tener cabeza y paciencia para mantener un renta jugosa. El Leganés, desbordado por todos lados, se empleó con dureza en acciones puntuales. Valles, que intervino poco en el primer tiempo, evitó con una gran parada que los pepineros acortasen diferencias. Al descanso, 3-1 para La Palmas, con recital de los locales comandados por un trío que destacó de manera muy notable: Jonathan Viera, Kirian y Clemente,

En la segunda parte, Las Palmas realizó en el descanso un cambio lógico. Coco, con tarjeta amarilla, dejó su puesto al veterano Navas. Por su parte, el entrenador franco-tunecino del Leganés, Mehdi Nafti, con todo perdido, movió el banquillo en busca de una reacción de sus jugadores. Es cierto que el partido por momentos se volvió del lado visitante, pero el juego canario de manejar la pelota con pausa impidió cualquier sobresaldo.

Un tanto en propia de Lemos tras un rebote en el palo no metió el miedo en el cuerpo a la UD, que respondió con el doblete de Armando Sadiku.

Esta victoria es un paso más para el optimismo. No hay tiempo para la euforia. La próxima final llega dentro de seis días en el Toralín. La Ponferradina marca la frontera, un equipo que viene cediendo terreno.