Momento en que Viera, entre lágrimas, se retira del partido lesionado. / Cober

Llora Jonathan Viera, Gran Canaria sucumbe a las lágrimas

El CD Tenerife asalta el recinto de Siete Palmas (1-2) y la UD Las Palmas se despide del playoff de ascenso

Kevin Fontecha
KEVIN FONTECHA Las Palmas de Gran Canaria

La crueldad en su máximo apogeo. Los golpes siempre enseñan algo con el paso del tiempo, pero ahora toca asimilar el mazazo y levantar la cabeza. Porque la UD entró en el playoff de ascenso con una racha imperial, cuando nadie daba un duro por ella. Despedirse así, ante el eterno rival, el CD Tenerife, rompe el alma. Las lágrimas de Viera, que dijo adiós en la primera mitad, son las de toda Gran Canaria.

Tuvo que luchar contra todo la UD, que desde el minuto 4 vio cómo se le complicaba la película cuando Valles midió mal y Gallego se alzó sobre el andaluz para cabecear al fondo de la red. Navas la sacó de dentro, pero desde el VAR validaron el tanto. Empujó la grada entonando el «sí se puede» y Alberto Moleiro probó a Juan Soriano acto de seguido. Iban a saltar chispas en cada jugada. Era el preludio de lo que iba a pasar. Y no iba a ser bonito en Gran Canaria. Al contrario, se avecinaba tormenta.

Cuando Las Palmas dudaba, Viera la pedía y sacaba a relucir toda su magia dejando atrás a todo el que le defendía. Pero ahí lo tumbaban a faltas. La grada rugía, consciente de que el paso de los minutos convertiría la agonía en desgracia. Y por más que tocaba y tocaba la UD no encontraba espacio alguno. El Tenerife, curtido en esto del fútbol rocoso, se limitaba a sacar el rodillo cuando los de amarillo se acercaban al área. Rober besó varias veces el césped y las espinilleras de Jonathan estaban echando fuego.

A cinco para el descanso se acabó todo. Jonathan dijo basta, entre lágrimas, y el público entendió que las posibilidades amarillas se reducían casi que al milagro. Sin el capitán, que estaba siendo el mejor futbolista del encuentro, la UD estaba abocada a la desesperación. Saltó Maikel Mesa, que le tenía ganas al Tenerife, pero competir por un billete en la final, con el resultado adverso, sin el de La Feria era ya cosa para valientes. Y para más sufrimiento, Navas sacaba el codo a pasear y el árbitro pitaba penalti. Ahí Gallego metió el dedo en la llaga. Para adentro, 0-2 y el equipo abierto en canal.

Tras el intermedio, Pimienta se cargó a Jesé, inédito y escondido en toda la semifinal, y dio entrada a Benito para buscar más nervio. Lo intentó Las Palmas en el arreón inicial, con Moleiro y Benito dando velocidad a la movida, pero aguantaban los de Ramis con la maestría de los doctores de la defensa. Moleiro cogió los galones de Viera y se hizo mayor de la noche a la mañana. El tinerfeño rompía y rompía cinturas, pero con eso no le bastaba a la Unión Deportiva.

Eric metió miedo en la sangre en un acto de coraje y corazón. El satauteño remató un saque de esquina con un zaguero subido encima. Recortaba la UD. Creía el Gran Canaria. Los de Ramis, a lo suyo. A tirarse al césped y a perder tiempo, que en eso tienen matrícula de honor. Con Pejiño y Mujica al campo lo intentaba Pimienta a la desesperada.

Moleiro y Viera, en la banda, estaban al borde del infarto. Corrió el reloj y Las Palmas se quedó sin tiempo ni siquiera para igualar la contienda. El Tenerife se planta en la final de la promoción de ascenso tras asaltar el recinto de Siete Palmas y en el Gran Canaria al menos queda la esperanza de lo vivido en este tramo final de competición, donde el idilio entre la afición y el equipo siembra la ilusión para la temporada que viene.

Cero reproches a un equipo que lo ha dado todo sobre el terreno de juego y que defendió los colores con orgullo y corazón. Llegarán alegrías, de eso nadie tiene dudas. Ahora solo queda felicitar al rival, que ha hecho un curso espectacular, y pensar en las cosas que se han hecho bien.

1 UD Las Palmas

Álvaro Valles; Álvaro Lemos, Raúl Navas (Álex Suárez, min. 72), Eric Curbelo, Sergi Cardona; Kirian, Mfulu, Jonathan Viera (Maikel Mesa, min. 42); Jesé (Benito, min. 46), Rober (Rafa Mujica, min. 65) y Moleiro (Pejiño, min. 72).

2 CD Tenerife

Juan Soriano; Moore, Sergio González, José León, Mellot; Mollejo (Elady, min. 77), Corredera (Sipcic, min. 80), Aitor Sanz, Bermejo (Pomares, min. 60); Mario González (Andrés Martín, min. 60) y Enric Gallego (Míchel, min. 80).

  • Goles. 0-1, min. 4: Enric Gallego. 0-2, min. 45+6: Enric Gallego, de penalti. 1-2, min. 71: Eric Curbelo.

  • Árbitro. Jon Ander González Esteban (Comité del País Vasco). Mostró tarjeta amarilla a los jugadores locales Jonathan Viera (min. 31) y Raúl Navas (min. 45+5), y a los visitantes Aitor Sanz (min. 21), Enric Gallego (min. 72) y Pomares (min. 93).

  • Incidencias. partido de vuelta de la primera eliminatoria de ascenso a LaLiga Santander, disputado este sábado en el estadio de Gran Canaria ante 31.502 espectadores.