Carlos Alcaraz, durante el partido. / Afp

Abierto de EEUU

Alcaraz eclosiona

El tenista español derrota a Gojowczyk para convertirse en el cuartofinalista más joven de la historia del US Open

ENRIC GARDINER

Carlos Alcaraz ya solo sabe ir para arriba. Hacia delante, le pongan los obstáculos que le pongan. Tras presentarse al mundo derrotando a Stefanos Tsitsipas, la tercera mejor raqueta del mundo, el tenista español apoyó su triunfo con una remontada ante Peter Gojowczyk (5-7, 6-1, 5-7, 6-2 y 6-0) que le convierte en el cuartofinalista más joven de la historia del US Open, desde la Era Abierta, y en el jugador más precoz en alcanzar esta ronda en un Grand Slam desde que lo hiciera Michael Chang en 1990.

El murciano, que es capaz de ganarse a toda la grada gracias a su pasión y su derroche de energía, impuso su ley contra un jugador alemán que terminó muy mermado por el cansancio y que claudicó ante un Alcaraz que vive los días más brillantes de su tenis. Y eso que no fue fácil apaciguar al alemán, que venía desde la fase previa, es decir, con tres partidos más en las piernas que el español. La pérdida del primer set sirvió de aviso para un Alcaraz que no estaba igual de fino que ante Tsitsipas, pero al que su velocidad de bola y su agresividad le valieron para llevarse el segundo por 6-1.

Pero en la igualdad volvió a golpear Gojowczyk, mucho más experimentado y jugando por momentos al mejor nivel de su carrera. Al apuntarse el tercero el alemán, el murciano comenzó a sentir los estragos de la batalla física ante Tsitsipas. Tuvo que recibir atención en el muslo y el duelo se puso más tenso cundo el germano comenzó el cuarto rompiendo. Alcaraz estaba a cinco juegos de marcharse a casa, pero hubo reacción. Cuatro juegos seguidos. Parcial de 6-1. Cuarto set para la saca y Gojowczyk reventado. No podía más. Se metió en una orgía de errores no forzados (hasta 84 hizo en todo el partido) y dobles faltas (12) para terminar en la lona, mientras un mucho más entero Alcaraz celebraba el partido que le convierte en historia.

Por apenas unos días bate la marca de Andre Agassi como tenista más joven en la Era Abierta en meterse en cuartos del US Open y ahora peleará contra Felix Auger-Aliassime por un puesto en las semifinales.

«No esperaba estar en esta posición, pero creo en mí, en mi juego y en cómo esto rindiendo», dijo el español, que al término del torneo neoyorquino se meterá entre los 40 mejores del ránking.

Garbiñe Muguruza golpea una bola durante el partido. / Afp

Derrota de Muguruza

Los octavos de final seguirán, un año más, siendo el tope de Garbiñe Muguruza en Nueva York. La española, que había mostrado un nivel muy serio hasta estas alturas del torneo, no pudo con Barbora Krejcikova (6-3 y 7-6 (4)). La campeona este año de Roland Garros accede a cuartos en un partido que pudo tener una historia muy diferente si Muguruza hubiera aprovechado alguno de los tres puntos de sets de los que dispuso en el segundo parcial. La española remontó un 4-0 en contra, pero sucumbió en el desempate y con ella sus opciones de mejorar en el Grand Slam que tradicionalmente peor se le da.