Garbiñe Muguruza celebra su victoria ante Victoria Azarenka. / AFP

US Open

Garbiñe Muguruza se lleva el duelo de las campeonas

La española se mete en la segunda semana del Abierto de Estados Unidos al derrotar a Azarenka

ENRIC GARDINER Madrid

El US Open vivió este viernes uno de sus mejores encuentros en los que va de edición y la vencedora fue Garbiñe Muguruza. En el día para dar un golpe encima de la mesa en el Grand Slam que tradicionalmente peor se le da, la tenista española se impuso a Victoria Azarenka (6-4, 3-6, y 6-2), dos veces ganadora de 'major', para firmar su presencia en la segunda semana del Abierto de Estados Unidos por segunda vez en su carrera.

Y lo hizo de una manera que recordó a la Muguruza que conquista grandes títulos y que demuestra tener nivel de número uno del mundo. Las dos horas y 15 minutos en las que estuvo sobre la pista dejaron ver su mejor versión. Con altibajos, sí, pero con la mentalidad para recuperarse cuando parecía que Azarenka podía darle la vuelta a la tortilla.

«Siempre ha sido un torneo que me ha costado y al que cada año quiero volver para hacerlo mejor», apuntó Muguruza tras el encuentro disputado en la pista Arthur Ashe, la más importante del torneo neoyorquino. Y es que esta es tan solo la segunda vez que llega a unos octavos y para lograrlo tuvo que tumbar a la finalista el año pasado. Una Azarenka que no tardó en demostrar por qué a sus 32 años sigue siendo una de las grandes amenazas del circuito. Se adelantó pronto 2-0, pero Muguruza contraatacó con la primera bola de rotura de la que disfrutó. La igualdad, en un duelo de jugadoras de fondo, se sostuvo hasta el 4-3 a favor de la bielorrusa. A partir de ahí se desplegó el torrente de Muguruza, que se apuntó 14 de los siguientes 15 puntos. Es decir, se hizo con el primer set y dispuso de un 0-30 sobre el saque de Azarenka nada más comenzar el segundo.

Ese pudo ser el punto de inflexión, porque la bielorrusa se mantuvo, aguantó y se llevó los cuatro siguientes juegos. Una puñalada a la española, que, aunque maquilló el resultado, vio marchar el segundo set y con ello su momento. Azarenka estaba mejor. Azarenka tuvo un 15-40 en el tercer set que era mortal. Pero Azarenka no concretó. Si antes había sido ella la que había escapado de la quema, esta vez lo hizo su rival. Muguruza esquivó la caída, se apuntó un vital sexto juego salvando tres ventajas de Azarenka y cerró por 6-2, con una doble falta de la bielorrusa que enterró su partido.

Por primera vez en cuatro años, Muguruza vuelve a los octavos del US Open, su tope en este torneo, e iguala el mejor resultado de Grand Slam esta temporada, logrado en el Abierto de Australia. Además, asciende hasta el octavo puesto del ránking WTA, una posición que no pisaba desde antes de Wimbledon 2018, el año que perdió la corona en Londres. Su rival por un puesto en cuartos de final en Nueva York será Barbora Krejcikova, la checa ganadora del pasado Roland Garros y oro olímpico en Tokio en dobles. Será el tercer duelo entre Muguruza y Krejcikova, con una victoria para cada una, la más reciente para la española en Cincinnati.