Nadal golpea la bola. / Valery Hache (Afp)

Masters 1.000

Nadal aplasta a Delbonis en su regreso a la tierra

El español se deja solo tres juegos en su debut en Montecarlo, en su primer partido después de dos meses sin competir

ENRIC GARDINER Madrid

Cualquier duda respecto al estado físico de Rafa Nadal quedó despejada este miércoles en el debut del español en la tierra batida de Montecarlo. Llegaba con la incertidumbre de que su compañero de práctica, Daniil Medvedev, diera positivo apenas unas horas después de ejercitarse con él, pero Nadal salió a su superficie favorita con el mazo preparado para aplastar.

En apenas una hora y 20 minutos se deshizo de Federico Delbonis (6-1 y 6-2) en su primer partido en dos meses. Después de que cayera ante Stefanos Tsitsipas en cuartos de final de Australia no competía el manacorense, pero amaneció en el Principado sin que se avistara un solo vestigio de inactividad. Un Nadal poderoso, omnipresente y dominador. Sus cualidades en una arcilla en la que ha ganado en once ocasiones y en la que aspira a ganar una duodécima, si todo va bien esta semana. No será fácil, claro, pero el español da los pasos adecuados para que esa corona esté más cerca.

Así lo demuestra un primer triunfo que no debe valer para lanzar las campanas al vuelo, pero sí para constatar el tono físico de un Nadal que lleva una semana entrenando en Montecarlo y que, pese a no competir en arcilla desde octubre, cuando ganó la final de Roland Garros a Novak Djokovic, no mostró signos de debilidad. Ahora el escalón de dificultad aumenta, y será el búlgaro Grigor Dimitrov el que busque las cosquillas del español. Dimitrov, que derrotó a Jeremy Chardy por 7-6 y 6-4, se enfrentará a Nadal este jueves, en los octavos de final. Será el duelo número 15 entre ellos. Trece se los ha llevado Nadal, incluyendo los cinco que se disputaron sobre tierra, mientras que Dimitrov solo atesora un triunfo, en Pekín 2016.

El búlgaro, sin embargo, supondrá un ejercicio diferente al de Delbonis, un tenista mucho más terrícola. Su juego, basado en un buen saque y su capacidad ofensiva, no se estiliza todo lo posible en tierra, pero puede complicar a Nadal si cercena el ritmo del encuentro.

El que también pasó de ronda con extrema facilidad este martes fue Novak Djokovic. El serbio, que tampoco se vio afectado por el positivo de Medvedev, pese a que también entrenaron juntos, despachó en dos sets (6-4 y 6-2) a Jannik Sinner, la gran promesa italiana. El joven, finalista en el pasado Masters 1.000 de Miami, fue apabullado por un Djokovic que ha ganado en dos ocasiones este título y que busca poder destronar a Nadal como mella psicológica antes de la gran batalla de Roland Garros.

El resto de españoles hizo pleno y Pablo Carreño venció a Karen Khachanov por 6-2 y 6-3, mientras que Roberto Bautista pudo con Tommy Paul por 6-3 y 6-4. El asturiano se enfrentará al noruego Casper Ruud y el castellonense a Andrey Rublev.