Garbiñe Muguruza, durante un entrenamiento en la Caja Mágica. / EP

Garbiñe Muguruza, baja de última hora en el Masters 1.000 de Madrid

La española recae de una lesión en la pierna izquierda y no podrá disputar su torneo maldito

ENRIC GARDINER Madrid

La maldición de Garbiñe Muguruza continúa en Madrid. Una lesión, apenas unas horas antes de su debut, aparta a la española de disputar el torneo de la capital. «Esta es la peor de las noticias y la decisión más dolorosa que cualquier jugador ha de tomar. Hemos estado trabajando duro para recuperarme y poder llegar bien al torneo. He venido una semana antes para adaptarme porque tenía muchas ganas de hacerlo bien este año en Madrid, en mi casa y ante mi público, pero las molestias han vuelto y en la última resonancia se ha confirmado que no me he recuperado al cien por cien para competir y la recomendación médica es parar», dijo Muguruza en un comunicado emitido este jueves.

«No es una decisión fácil, y es una gran desilusión. Quiero agradecer al torneo por todo el esfuerzo que ha hecho para hacer posible que tengamos este evento este año en estas circunstancias. Espero que sea un gran torneo y que los aficionados en Madrid y en casa por la tele puedan disfrutar. El año que viene lo volveré a intentar con más ganas aún», añadió la tenista hispano-venezolana.

Esta retirada se añade a la lista negra de participaciones de Muguruza en la Caja Mágica, donde nunca ha podido pasar de los octavos de final. Este jueves tenía planeado su debut contra la estadounidense Sloane Stephens, pero el partido no se jugará.

Las molestias que le apartaron del torneo de Charleston a principios de mes han vuelto y Muguruza abandonará Madrid con el objetivo de recuperarse para Roma y Roland Garros. La decepción llega porque Muguruza, antes de esta lesión, estaba embarcada en una gran temporada. Comenzó el año con una final en el torneo de preparación de Melbourne, jugó octavos de final en Australia, perdiendo contra la, a la postre, campeona, hizo final en Doha, se llevó el título en Dubai y se marcó octavos en Miami antes de que su físico dijera basta en Charleston, el primer torneo de tierra de la temporada. Estos resultados le permiten marchar tercera en la carrera a Shenzhen, donde cada año compiten por el título de maestras las ocho mejores tenistas del mundo.

En el Mutua Madrid Open optaba a superar sus registros históricos en la capital, una plaza que siempre se le ha resistido y en la que solo ha conseguido encadenar dos victorias en una de sus ocho participaciones. Desde su debut en 2012 como invitada, hasta 2019, la última edición hasta este año, Muguruza acumuló una derrota en la fase previa, dos en primera ronda, tres en segunda y una en octavos de final.

Los octavos de 2018, cuando le apartó la rusa Darya Kasatkina son su tope en Madrid. Esta baja, que complica sus opciones de meterse en el 'top 10' de nuevo, deja a solo dos españolas en el cuadro. Paula Badosa, que debuta contra Barbora Krejcikova, y Sara Sorribes, que se medirá a la dos veces campeona Simona Halep.