Fútbol: UD Las Palmas

Tana podría ser ‘otro’ fichaje

22/07/2018

Tana sí, Tana no. Ese es el eterno debate que acontece este verano en las oficinas del Gran Canaria.

El mediapunta pidió salir del equipo y el club le abrió la puerta, siempre y cuando presentase una oferta que llenase las arcas. Con el transcurrir de los días, el futuro del centrocampista está más cerca de continuar de amarillo que de coger un vuelo hacia cualquier otro país. De momento, no ha llegado ninguna propuesta por el jugador de San Cristóbal y desde las oficinas de la entidad isleña garantizan que no van a regalarlo. Y, por si fuera poco, tiene enamorado a Manolo Jiménez, lo que agiganta las posibilidades de quedarse.

En lo que va de pretemporada mucho se ha hablado del adiós de Tana, pero, ahora mismo, continúa formando parte de la UD y, salvo sorpresa, seguirá peloteando en el recinto de Siete Palmas. Contra el Tenerife fue el mejor local sobre el césped. Buscó todos los balones, impartió jerarquía y disfrutó como hacía tiempo. Mucho tiene que ver el cuidado de Manolo Jiménez. Desde su llegada al banquillo grancanario, el preparador andaluz se ha empeñado en recuperar la moral caída de la plantilla, teniendo especial cuidado con el malabarista insular. Aplausos, ánimos, charlas y demás, el sevillano no se cansa, sabe que Tana atesora una calidad como pocos en Segunda División y no cesará hasta borrar de la retina del de San Cristóbal la idea de emigrar.

Vuelve a sonreír sobre el césped

De momento, ya Tana parece mostrar otra cara completamente distinta. Sonríe, y lo hace con la pelota cosida a su pie derecho, por lo que podría ser el gran fichaje para este curso. La vuelta de Araujo, tras su paso triunfador por Grecia, y la llegada de Rubén Castro, con el gol por bandera, no restan valor al renacer del mediapunta, que puede ser el socio perfecto para ambos. Con Quique Setién ya demostró qué clase de futbolista es y Jiménez está obsesionado con la idea de que vuelva a brillar.

La inexistencia de ofertas, tras la devaluación del caché del propio Tana, luego de una temporada para olvidar, en la que fue más protagonista por errores fuera del campo que por su calidad dentro de los terrenos de juego, refuerza la posibilidad de quedarse. De hecho, sus representantes presentaron hace unas semanas una propuesta de renovación, con subida de sueldo incluida. No obstante, desde el club consideran que los emolumentos que pide el jugador son inviables en la categoría de plata. Aun así, tampoco descartan que cumpla el año que le resta de contrato. Lo que está claro es que en la zona noble del Gran Canaria no contemplan la opción de dejarlo marchar gratis. Como ya pasó con Rémy o Ximo Navarro, la Unión Deportiva no contempla liberar a nadie sin recibir una cuantía económica a cambio.

El mandato de Viera

Desde la marcha a China de Jonathan Viera, Las Palmas añora un líder. El de La Feria, diferente en todos los aspectos de juego, dejó algo huérfana de fútbol a la Unión Deportiva y, desde entonces, se busca jugón. Y ese virtuoso debe ser Tana. Las razones son obvias. Es el jugador de la actual plantilla con más calidad en sus botas. El propio Viera ya lo dijo en su día («mi sustituto debe ser Tana, tiene unas grandes condiciones, y si lo trataran con el cariño y el mimo que le tendrían que dar, no tiene nada que envidiarme a mí»). Ahora, con esos mimos que reclamaba Jonathan para su excompañero, Tana debe dar un paso al frente y terminar de creérselo. Le sobra calidad. Jiménez lo sabe y está tratando de domar la cabeza del 24 amarillo. Si se centra, no hay futbolista en Segunda con su clase.