Fútbol

Silva: «Ojalá algún día pueda jugar en la UD»

    Cargando reproductor ...
24/07/2018

El mediocentro del Manchester City y de la selección española David Silva ha manifestado este martes que «ojalá algún día pueda jugar en la Unión Deportiva Las Palmas», donde le gustaría concluir su carrera, «aunque en el fútbol no siempre pasa lo que uno quiere».

Símbolo de una generación que admira su fútbol. Un talento del terruño que ha exportado su magia y las excelencias del archipiélago a todos los rincones del planeta. El futbolista isleño David Jiménez Silva apura sus vacaciones en Gran Canaria tras la participación en el Mundial de Rusia este verano, donde el combinado nacional que dirigió Fernando Hierro cedió en la eliminatoria de octavos de final ante la anfitriona Rusia. Ayer, el jugador de Arguineguín participó en un acto promocional con motivo del 30 aniversario del Grupo Anfi, entidad de la que es embajador, en los jardines del complejo Anfi Beach, donde su madre trabajó durante varios años.

«Me siento muy bien en la isla, como siempre, porque lo cierto es que la acogida siempre es increíble, y esta vez no es menos. Estoy muy contento de estar aquí e intentando disfrutar de mi tierra y de mi gente», aseguró Silva, de 32 años.

El centrocampista internacional desconecta tras el batacazo de España en la cita mundialista y, cuestionado sobre si tiene previsto abandonar la selección, su reacción fue: «¿Por qué lo preguntas? Antes de Luis Enrique estaba Lopetegui y no me hicieron la misma pregunta», al tiempo que se apresuró a añadir que «de momento, soy un jugador más y lo seguiré siendo hasta que no pase lo contrario».

Silva, quien posee tres medallas de oro conquistadas en el Campeonato del Mundo celebrado en Sudáfrica en 2010 y en las ediciones de 2008 y 2012 de la Eurocopa disputadas en las sedes compartidas de Austria y Suiza y Polonia y Ucrania, respectivamente, junto a un bronce en la Copa Confederaciones de Sudáfrica en 2009 y una plata en Brasil en 2013, puso en valor la designación de Luis Enrique como nuevo seleccionador nacional español para los póximos dos años, tras su paso por el Roma AC, el Celta de Vigo y el FC Barcelona, club con el que consiguió unos resultados brillantes.

«No he coincidido con él en mis equipos, pero tengo muy buenas referencias. Sabemos que lo hizo muy bien en el Fútbol Club Barcelona y que es un entrenador que tiene buen carácter. Seguro que va a hacerlo muy bien», argumentó.

Tras la prematura eliminación de España y la salida de Hierro, sustituto de Julen Lopetegui dos días antes del inicio del Mundial por ser cesado por el presidente de la Federación, Luis Rubiales, al confirmar su llegada al banquillo del Real Madrid, se multiplicó la trascendencia del debate de un cambio de estilo en el juego para próximas citas, algo que Silva considera excesivo por los logros cosechados en los últimos años.

«El estilo es el que es porque se han ganado grandísimas cosas, antes no se ganaba nada y, a lo mejor, había otros. Este es el estilo que nos ha llevado a ganar, a hacer buen fútbol y a que la gente disfrutara mucho. Está claro que no siempre se puede ganar porque pasan muchas cosas, influyen muchos factores, pero es el estilo a seguir por lo que se ha conseguido», valoró.

Ambición

El centrocampista de Arguineguín tiene el sueño de levantar la Liga de Campeones y quiere cumplirlo en el Manchester City, club en el que aterrizó en 2010 y ha obtenido tres títulos ligueros con el italiano Roberto Mancini (2012), el chileno Manuel Pellegrini (2014) y el actual dueño del banquillo citizen Pep Guardiola la pasada temporada.

«Siempre he dicho que la Champions es un título que me gustaría conseguir porque, al final, cuando estás a este nivel es lo que quieres lograr. No he tenido la suerte todavía de conseguirlo y ojalá este año pueda ser», avisó sobre su principal objetivo para la próxima temporada con el cuadro de Mánchester.

El reto es de envergadura y uno de los motivos por los que apostaron por el preparador catalán. De momento, unen al extremo argelino Riyad Mahrez, quien procede del Leicester City, una escuadra con la que rompió todos los pronósticos y conquistó la Premier League en 2016, a un bloque cargado de calidad y recursos para aspirar a todo, con ganas de volar muy alto, pero sin descuidar una competición doméstica muy exigente en la que entrenará el vasco Unai Emery, quien dirigió a Silva en el Valencia durante dos temporadas (2008-2010), y ahora toma las riendas del Arsenal londinense.

«La verdad es que he visto poco, he tenido poco tiempo porque he tenido otras cosas más importantes que atender, pero la Premier siempre se refuerza muy bien y este año no va a ser diferente», reconoció Silva, quien pasó por un duro momento personal tras nacer su hijo de forma prematura con tan solo seis meses de embarazo a finales del pasado año.

Corazón amarillo

El jugador grancanario no olvida sus orígenes y se ha referido en innumerables ocasiones a su ilusión por vestir la camiseta de la UD Las Palmas, si bien es una posibilidad que podría prolongarse en el tiempo porque aún le restan dos campañas más de contrato con el Manchester City.

«La Unión Deportiva Las Palmas es el equipo de mi tierra y quiero que esté lo más arriba posible. Me gusta que le vaya bien, puesto que, al final, es bueno para la isla, para la gente y disfrutar siempre de un fútbol de alto nivel es bueno para todos», manifestó Silva, al tiempo que incidió en que «me gustaría, pero en esto del fútbol sabemos que no siempre pasa lo que uno quiere, así que solo le deseo lo mejor y ojalá pueda jugar algún día con ellos».

Asimismo, no cerró la puerta a probar la experiencia en el fútbol japonés como están haciendo sus compañeros en la selección Andrés Iniesta y Fernando Torres. «Ahora mismo no lo contemplo porque quiero seguir jugando y disfrutando con mi club. En un futuro no lo sé, ya se sabe que de un año para otro pasan muchas cosas», declaró.

El jugador grancanario ha mantenido este martes un encuentro con los medios de comunicación en Arguineguín, durante un acto convocado por el grupo turístico Anfi, uno de sus patrocinadores.

Sobre su futuro, Silva ha recalcado que aún le quedan dos años de contrato en su club actual, el Manchester City, donde espera «seguir disfrutando y consiguiendo grandes logros».

Por ello, el grancanario «de momento» no contempla ir a ningún otro club ni a Japón como lo han hecho sus compañeros de La Roja Andrés Iniesta o Fernando Torres.

Acerca de la llegada de Luis Enrique a la selección española ha señalado que «su estilo es el que hay que seguir», pues es el que le ha llevado a ganar «grandísimas cosas y hacer disfrutar al público», «aunque no siempre se puede ganar».