Abián Santana, en acción durante la carrera del sábado en el circuito de Jerez. / C7

Santana: «Estoy feliz por la victoria, pero no sé cuándo volveré a correr»

El canario ganó el sábado en la prueba de la Copa BMW, en categoría stock, disputada en Jerez. A pesar del triunfo, admite que el futuro es incierto

Alberto Artiles Castellano
ALBERTO ARTILES CASTELLANO Las Palmas de Gran Canaria.

El grancanario Abián Santana venció en su categoría y quedó segundo en la clasificación general entre más de 40 pilotos en la prueba de la Copa BMW, disputada el pasado sábado en el circuito de Jerez. Santana, con problemas en los frenos durante la calificación por el módulo del ABS, partió finalmente en la quinta posición en la parrilla de salida, posición que rápidamente mejoraría para situarse primero de la general en las primeras cuatro vueltas de carrera. Finalmente, ganaría en categoría stock, mientras que en la clasificación general quedó segundo clasificado por delante de monturas más preparadas, potentes y de una categoría superior. Un resultado que tiene aún más valor por cuanto el canario llevaba un año sin competir con su BMW, desde noviembre de 2019, y apenas tenía ritmo de carrera al perderse la prueba anterior en el circuito Ricardo Tormo de Valencia.

«Empecé la carrera quinto, pero en la salida me puse líder, también de la clasificación general. Estoy muy contento porque es mi primera carrera del año y he conseguido el triunfo en mi categoría y por delante de otros pilotos con mejores monturas y más experiencia», aseveró Santana a CANARIAS7 , sorprendido por su rendimiento en el trazado andaluz a pesar de las dificultades que tuvo que superar.

«Apenas he competido con esta moto y la última vez que había corrido fue en noviembre de 2019, por lo que afrontaba esta prueba con muchas dudas y en condiciones inferiores a mis rivales. Además, durante la calificación tuve problemas con los frenos por el módulo del ABS. Al final cambiamos todo antes de la carrera: pastillas, latiguillos... Lo que también me condicionó porque tuve que ir con más cuidado con los nuevos frenos. A pesar de todo, conseguí la victoria, lo que supone un golpe anímico para mí porque he vuelto a competir sin ayudas. Por eso se lo dedico a mi familia, amigos, a Alberto Simnovec del taller Bermodel, que me lleva la mecánica en la isla, y todos los que me siguen».

A pesar de la victoria, Abián no sabe qué sucederá la próxima temporada. La pandemia ha provocado que el calendario de 2021 esté el aire: «Me gustaría volver a correr la Copa BMW, para eso hicimos la inversión en la moto. Pero aún no se sabe nada y dependerá de cómo evolucione el virus. Para un piloto como yo que corre sin patrocinadores, la incertidumbre es mayor. Mi sueño es seguir corriendo, pero no se sabe nada...», afirma Santana.

Temas

BMW, Jerez