Sergio Miguel Camarero, sonriente nada más aterrizar en Gran Canaria junto al resto de la expedición grancanaria. / ARCADIO SUÁREZ

Voleibol

Camarero: «Hemos recuperado el espíritu del Guaguas y enganchado de nuevo a mucha gente»

El entrenador jefe del campeón de Copa y Superliga valora el esfuerzo de todos los que rodean a un club que quiere seguir creciendo

Óscar Hernández Romano
ÓSCAR HERNÁNDEZ ROMANO Las Palmas de Gran Canaria

En la cabeza de Juan Ruiz solo había hueco para Sergio Miguel Camarero como entrenador jefe de su nuevo y flamante CV Guaguas. La única condición que puso el preparador grancanario era que le formara un equipo para volver luchar por los títulos. Y el acuerdo, entonces, fue inmediato. Meses después, con la Copa y Superliga conquistadas, ha quedado claro que el trato fue un pleno acierto. Y por ambos bandos.

- ¿Fue larga la noche del sábado para celebrar el título de Liga?

- Poca cosa, porque el toque de queda era hasta las 20 horas en Almería por el tema de la pandemia. Hemos pasado un año muy difícil todos en ese sentido y nos lo hemos tomado muy tranquilo todo, dentro de la felicidad que tenemos por el logro, claro.

- Lo que no le pararía de sonar es su móvil para felicitarle.

- Sí, y lo han hecho de todos lados; Polonia, México, Tenerife, por supuesto desde Gran Canaria... Estuve más de una hora respondiendo a todos.

- Supongo que entre ellos excompañeros de aquel Guaguas que lo ganaba todo en los años 80/90. Imposible no acordarse de aquella época.

- Sí, todo esto ha sido bastante emotivo, sobre todo para los que vivimos aquella época, cuando ganábamos partidos junto a la afición, que estaba muy volcada con el equipo. Ha sido especial.

- Para ganar una Liga hay que ser muy regular durante toda el curso. Y el Guaguas lo ha sido.

- El equipo ha estado muy bien durante todo el año, solo hemos perdido dos partidos y fue cuando sufrimos un brote de coronavirus. Quitando eso, que lo sufrimos y mucho, creo que ha sido un año fantástico. Además de ganar la Copa y la Superliga, en Europa estuvimos a un set de meternos entre los cuatro mejores... Sobre todo estamos muy contentos de la imagen que hemos dados: recuperar el espíritu del Guaguas, enganchar de nuevo a la gente al voleiboil, ver a un equipo serio dentro de la cancha... Eso lo hemos rescatado, que es lo que queríamos, el volver con fuerza y demostrar que el proyecto es fuerte y que se puede continuar consiguiendo éxitos.

- Detrás de este título hay mucha gente que normalmente no sale en los titulares.

- Muchísima. El club apostó por gente que, entre comillas, no tenía experiencia y ahora se han convertido en auténticos maestros. Fran Carballo, por ejemplo, ha realizado un trabajo increíble. Ha estado pendiente las 24 horas del día del equipo tanto en lo anímico, en lo físico, en lo táctico... Ha sido fantástico su trabajo, al igual que el de los fisios (Aythami y Rafa), el preparador físico (Daniel Pérez), el estadístico (Christian), el médico (Javi)... Todos han aportado, estoy muy contento y muy agradecido. Tampoco quiero olvidarme de toda la junta directiva, donde todos han trabajado a muerte e implicadísimos con el club. Sobre todo se ha trabajado con muchísima ilusión, que es lo más importante.

- Lo único que le pidió a Juan Ruiz para volver es que le creara un equipo para competir por los títulos. Y lo ha hecho.

- Sí, está claro que si el Guaguas regresaba era para intentar estar arriba y pelear por títulos, que la gente se ilusionara otra vez con el proyecto... En ese sentido estábamos convencidos de que si así era íbamos a llenar de nuevo el pabellón, porque este equipo engancha, y la verdad es que en ese sentido ha salido todo fantástico. Al final los éxitos se consiguen de esa manera, dando el máximo y logrando que todo el mundo se ilusione con el proyecto. Hemos recuperado el espíritu del Guaguas y logrado que mucha gente se vuelve a enganchar.

- Personalmente también era todo un reto tomar la responsabilidad técnica del equipo.

- Un reto y una gran responsabilidad. Que confíen en uno, viniendo del vóley femenino, desconociendo todo el masculino es de agradecer mucho, la verdad. Porque luego hay que acertar en los fichajes, tomar decisiones muy difíciles, etcétera, que pueden salir bien o mal. En este sentido Juan ha trabajado una barbaridad y en plena pandemia, que lo complica todo. Él es el que ha sacado todo este proyecto adelante incluso cuando muchos le decían que si estaba loco por hacerlo en estos momentos. Yo siempre lo he tomado con muchísima responsabilidad. Primero emocionalmente, el volver a sentir los colores del Guaguas, representar a Gran Canaria y Canarias es una responsabilidad muy grande, pero siempre lo he disfrutado y al final han salido todas las cosas bien y cómo queríamos por la gente que nos ha rodeado y, sobre todo, por el trabajo tan bestial que ha realizado Juan Ruiz.

- Toca descansar ahora, lógicamente, pero pensando ya en el curso que viene supongo, donde habrá, si cabe, más presión por aquello del ser el campeón.

¡Bendita presión! Y sí, ahora lo que queremos es jugar la Champions, creo que nos lo merecemos. Este club tiene que estar ahí. Europa nos va a dar un plus más de calidad y, sobre todo, el poder ver el pabellón lleno a reventar otra vez si se da la circunstancia de que podamos traernos una fase final o pelear por el título. Es la guinda que le falta a este club, es la máxima ilusión que tenemos todos. La ciudad se lo merece, los aficionados se lo merecen... Creo que es el momento de intentar conseguir algo grande también en Europa.

- ¿La idea entonces es mantener este grupo que ha logrado el doblete y reforzarlo con un par de fichajes de calidad, no?

- Sí, y en ese sentido ahora son esos jugadores de primera línea los que quieren venir al Guaguas. Todo eso le da calidad al equipo, indudablemente, y llama más al aficionado canario, que quiere ver espectáculo de primer nivel. Todo eso es lo que estamos intentando conseguir. Este año ya hemos dado un primer paso, pero queremos ir a más.

- Hablando de la afición, la única pega que deja todo esto es no poder celebrarlo como antaño, recibiendo su abrazo y cariño.

Desde luego, pero yo he notado que la gente está vibrando con nosotros en la calle. Gracias a los medios y que se ha podido ver los partidos creo que hemos llegado a muchas casas, y por las calles he podido volver a sentir ese cariño de antaño. Era un reto también para todos nosotros y creo que lo hemos logrado.

- ¿Qué mensaje le puede dar a toda esa gente que está reviviendo aquella época dorada y a los que se unen ahora?

- Que son muy importantes para nosotros. Este equipo con el público en la cancha arropándonos es muy difícil que nos puedan ganar. Son la única pieza que nos falta para seguir creciendo. Ojalá el año que viene puedan venir.

- La última. Supongo que algo de parte también le toca de esa Liga ganada por el JAV Olímpico por su pasado en el club.

- La verdad que me alegré mucho del éxito. El club se lo merece por todo el trabajo que ha venido realizando durante muchos años. Han trabajado muy duro, han ido mejorando cada año y ahora le ha llegado todo ese fruto con un gran título.