Deportes de contacto

El Trota: «Apuesto todo para estar en la UFC»

    Cargando reproductor ...
26/03/2018

Tras superar una lesión de mano que frenó su progresión, el grancanario descansa en la isla unos días antes de volver a la dura rutina del American Top Team de Miami. Se da un año de plazo para entrar en la élite y podría tener la oportunidad el 9 de junio.

— Una lesión frenó en octubre su progresión en la preparación para lograr formar parte de la Ultimate Fighting Championship (UFC). ¿Cómo se encuentra?

— Los últimos meses han sido difíciles después de la intervención de la mano. Me ha costado adaptarme porque no puedes pegar igual ni tienes la misma potencia para cerrar la mano. Eso ha provocado que las primeras semanas de entrenamientos en Miami se me hayan hecho cuesta arriba. Y ha coincidido también con el cambio de manager, por lo que todo se ha frenado un poco. Pero ya me siento bien, estoy contento en el American Top Team y ahora quiero más.

— ¿En qué manera repercute salirse de la rutina por esa lesión?

— Esto no es como la lucha canaria o el fútbol en el que necesitas tener una continuidad. Una vez que haces un campamento o ciclo deportivo para un combate tienes que bajar luego el ritmo porque te puedes desgastar mucho o lesionar. Por eso aprovecho cuando estoy en la isla para bajar el ritmo, aunque sigo entrenándome con Gabi (Sarmiento) y mi equipo, y voy a la consulta del doctor Hernández Campos para infiltrarme. Lo mejor es tener un equilibrio e ir adaptando las cargas de trabajo a las fechas. Lo único que me falta en la isla es tener un par de sparring de cierto nivel.

— Ya no es un desconocido en el American Top Team.

— Los entrenamientos son muy duros. Te desmayas, te cortas y te cosen y tienes que seguir peleando. Hay mucho nivel, a veces me dan más miedo los entrenamientos que las peleas. Afortunadamente ya no soy un novato allí y eso te permite acceder a mejores entrenadores y compañeros. Pero, a pesar de ello, es muy importante estar sano, y no solo me refiero a lo físico. Aquello es entrenar, comer, dormir, y no se sale de esa rutina. La disciplina en Miami es muy dura.

— Ha interiorizado ese sistema de entrenamiento. ¿Aún mantiene la esperanza de estar en la élite?

— Ha sido difícil, pero ya estoy en esa rutina. En estos momentos me encuentro en una forma física en la que nunca había estado. No recuerdo pesar 112 kilos, me estoy viendo hasta las abdominales. Ha sido un cambio bestial y espero tener la recompensa. El camino no es fácil, pero lo asumo y espero poder terminarlo. Me está costando mucho sacrificio, tiempo, desilusiones y dinero, pero estoy en el camino.

— Ya se ha hecho un nombre.

— Saben quién eres, pero hasta que no llegas a una gran liga, no eres nadie. Es un deporte muy exigente. En mi gimnasio sí, he pasado de poder entrenar con profesionales a dar una clase yo antes de volver a la isla porque faltaban algunos profesores. No es mi idea dar clases, pero es un reconocimiento a mi esfuerzo.

El Trota: «Apuesto todo para estar en la UFC»

— ¿La UFC sigue lejos?

— Es difícil entrar. Hay que planificar cómo llegar, en qué ligas participar. Si firmas con otra liga tienes que estar dos años con ese evento y me puede cortar la trayectoria. Necesitas pelear con rivales famosos, pero ellos están en otras ligas y es incompatible. Estoy rechazando ofertas porque mi objetivo es la UFC. Lo he apostado todo a la UFC por dos razones: la primera es que es la élite de este deporte, y la segunda es que la gran mayoría de peleadores de MMA se dopan. Yo llevo toda mi vida siendo un luchador limpio y no me voy a dopar en el final de mi carrera. Es la mejor liga, son muy exigentes y te manejan, pero es muy rigurosa y no hay chanchullos.

— ¿Qué calendario maneja?

— Con el manager anterior supuestamente estaba de suplente de la UFC y me dijo que tenía opciones para el evento de Chile al ser el mejor latino en peso pesado. Hay otros españoles como Juanma Marrero o Wasabi, pero yo soy el número 75 del ranking mundial y el primer latino según Fightmatrix. Pero al final esa opción no salió. Ahora existe la posibilidad de pelear el 9 de junio ante Dana White, el presidente de la UFC. Se trata de cinco peleas y los dos ganadores que le gusten a él, que suelen ser los peso pesados, los mete en la competición. Es como una preselección en Las Vegas que pertenece a la UFC y espero poder pelear. Y lograr entrar.

— ¿Puede ser el salto definitivo?

— Espero dar muy pronto otra alegría al deporte canario. Si en un año no lo consigo, lo dejaré.

$!El Trota: «Apuesto todo para estar en la UFC»