Ai Ogura, escoltado por Augusto Fernández y Alonso López. / Reuters

GP Japón | Moto2

Ogura rinde homenaje a Japón

Histórica victoria del piloto local Ai Ogura que pone el Mundial de Moto2 al rojo vivo. Doble podio español y Augusto Fernández mantiene el liderato por dos puntos

JESÚS GUTIÉRREZ

Desde 2019 la afición japonesa no vivía en directo un gran premio del mundial de MotoGP. La pandemia había cerrado herméticamente las fronteras del país asiático que durante dos años ha visto las carreras de motociclismo por la televisión. Este fin de semana, la cuna de las marcas más importantes del campeonato volvió a abrir las puertas al campeonato y el entusiasta público nipón disfrutó con la victoria de un piloto local en la categoría intermedia, algo que no se vivía aquí en Motegi desde el año 2006. El protagonista del día, Ai Ogura, no solo hizo historia en su país, sino que deja la clasificación en un puño, ya que solo dos puntos separan a los dos primeros clasificados.

La carrera arrancó con una salida estratosférica de Arón Canet desde la pole. En apenas dos vueltas rodaba en solitario con dos segundos de ventaja, pero tantas ganas le estaba poniendo el piloto valenciano en el inicio que se fue al suelo en la vuelta tres, y prácticamente se despedía de sus opciones de título. Sin Canet en pista, el liderato de la carrera lo asumió otro español, Alonso López, que se mantuvo al frente del grupo hasta que Ogura pasó al ataque a diez vueltas del final. Ya en cabeza, cambió el ritmo y se fue en solitario hacía un triunfo especial para él. «Es el día más importante de mi vida», reconocía el japonés nada más acabar la carrera. Y lo que es seguro es que nunca olvidará la ceremonia en el podio, cuando sonó el himno ante todo un país.

Viendo el resultado de Ogura, al líder de Moto2 no le quedó más remedio que ponerse las pilas. Augusto Fernández salía desde la cuarta fila y tuvo que remontar posiciones desde la primera vuelta. El balear lo tuvo relativamente fácil hasta que llegó la tercera posición. Tenía por delante al madrileño Alonso López que no le regaló la posición. Hasta en dos ocasiones lo intentó pero López le devolvía el adelantamiento inmediatamente. Cuando por fin lo consolidó y se situó segundo, Ogura ya se había escapado a dos segundos y prefirió conservar la segunda posición. El mundial de Moto2 ya es cosa de dos y pinta que va a llegar con vida a Valencia.

Temas

Moto2