Augusto Fernández celebra su victoria en Le Mans. / yoan valat / efe

GP de Francia

Augusto Fernández vuelve a ganar casi tres años después

Canet termina segundo en Le Mans y recorta puntos a Vietti en la general

BORJA GONZÁLEZ Le Mans

Augusto Fernández había entrado en el mundial de Moto2 por la puerta de atrás. Tras unas carreras con una Speed Up en 2017, en 2018 encontró acomodo en el equipo de Sito Pons como sustituto de Héctor Barberá, y pronto empezó a asomar. Y en 2019 explotó, llegando incluso a ser incluido entre los competidores por el título, un éxito que terminó cayendo en manos de Alex Márquez. Ganó tres carreras, la última en Misano en septiembre.

Para 2020 decidió cambiar de equipo, al Marc VDS en el que había ganado Márquez, con el campeonato como objetivo, pero la cosa no funcionó. Ni en 2020 ni en 2021. Este año logró una plaza en la escudería dominadora en el pasado curso, Ajo Motorsport, con Pedro Acosta como compañero de equipo. La idea de la estructura finesa era repetir los éxitos logrados con la dupla Raúl Fernández-Remy Gardner, aunque el arranque de la temporada ha resultado menos satisfactorio de lo esperado. Hasta este fin de semana.

Acosta logró la pole el sábado, Fernández el tercer puesto de la parrilla. En carrera los dos pusieron en nada tierra de por medio, en un día en el que seis españoles llegaron a ocupar los seis primeros puestos: estos dos más Alonso López, Albert Arenas, Marcos Ramírez y Arón Canet. Los tres primeros de estos cuatro terminaron por los suelos, lo mismo que Acosta, cuando era líder. Un momento en el que Fernández se quedó solo, lo que le hizo tener que gestionar la enorme ventaja acumulada.

«He perdido la concentración dos vueltas porque al ver que les sacaba tanto y que Pedro caía me he preguntado si el ritmo no sería demasiado alto para las condiciones. Pero he vuelto». Un regreso a la victoria en otro día en el que Canet sacó lo máximo de sí mismo para terminar segundo, y mantenerse tercero de la general a 19 puntos de Celestino Vietti, que terminó octavo gracias al gran número de caídas que hubo por delante.

Temas

Moto2