Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este domingo 16 de junio
El Red Bull de Max Verstappen, rodando sobre el trazado de Silverstone. Will Oliver (Reuters)
Verstappen acaba con la dictadura de Mercedes
GP del 70 Aniversario

Verstappen acaba con la dictadura de Mercedes

El holandés da a Red Bull la primera victoria de la temporada en una carrera en la que Carlos Sainz solo pudo ser decimotercero

DAVID SÁNCHEZ DE CASTRO

MADRID

Domingo, 9 de agosto 2020, 13:55

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Pocos, por no decir ningún equipo, son capaces de manejar el ajedrez de la Fórmula 1 como Red Bull. El muro de ingenieros que tiene el equipo de las bebidas energéticas ha paliado los problemas de rendimiento con respecto a sus rivales en tantas carreras que es digno de elogio, máxime en una temporada como este 2020 en la que el paseo triunfal de Mercedes parecía imparable.

Max Verstappen logró lo que hace no tanto era una quimera: que no ganara uno de los coches negros y, en concreto, Lewis Hamilton. El neerlandés, que se quedó a cinco segundos el pasado domingo, se tomó cumplida venganza siete días después gracias a una genial táctica de su equipo que se empezó a gestionar el sábado en la clasificación. Salir con neumáticos duros a hacer su vuelta en la Q2 le propició tener un primer 'stint' este domingo con unas gomas que duraron mucho más que las de sus rivales, lo que a la postre obligó a forzar mucho más de lo esperado a Valtteri Bottas y a un Hamilton que, pese a no ganar, sigue líder destacado del Mundial.

Después de lo ocurrido el pasado domingo, en el regreso a Silverstone estaba claro que la victoria sería para quien mejor gestionara el desgaste y comportamiento de los neumáticos. En este caso fue el Verstappen más frío de los últimos tiempos, algo bastante inusual en él, que desde el primer momento se vio como el más firme peligro para la dupla Hamilton-Bottas. El recién renovado finlandés resistió el primer envite de su compañero, pero no se esperaba que su rival llegase en el muro de Red Bull.

La decisión del sábado fue el primer pilar sobre el que se construyó la victoria de Verstappen, pero el segundo fue, sin duda, hacerle esperar. Estirar con unos neumáticos duros que no se desgastaron ni tuvieron ampollas ('blistering') como las de los Mercedes fue clave, ya que permitió plantearse una carrera a una única parada. Ese parecía el guión que tenían escrito, hasta que Lo cambiaron radicalmente cuando entró Bottas a hacer su segunda parada. Pese a que Verstappen acababa de montar neumáticos medios y le estaban dando un resultado óptimo, le ordenaron entrar inmediatamente para imitar la parada del de Mercedes y, así, cubrirse. Verstappen salió de boxes por delante y con los mismos neumáticos que Bottas, pero a sabiendas de que su Red Bull los desgastaba mucho menos, lo que a la postre le dio la victoria.

El neerlandés sólo tuvo que esperar a que Hamilton hiciese su segunda parada obligada, máxime cuando tenía una visible ampolla en las dos ruedas traseras que hizo volver el miedo a los reventones del domingo anterior. El hexacampeón salió embravecido de su última visita a boxes, pero tras pasar a un correoso Charles Leclerc (acabó cuarto, mientras Vettel se quedó de nuevo fuera de los puntos, trompo incluido en la primera vuelta), hizo lo propio con un Bottas que de ser otro piloto le hubiera puesto las cosas más difíciles. Pese a no ganar, Hamilton llegará a España la próxima semana como líder destacado del Mundial, con la friolera de 40 puntos de ventaja sobre el ganador en la segunda carrera en Silverstone.

Otro fallo de McLaren lastra a Sainz

Carlos Sainz acabó decimotercero en un fin de semana para olvidar, cuya guinda la puso un fallo en boxes, y van tres en cinco carreras. El madrileño fue protagonista en la primera vuelta tras esquivar por puros reflejos el trompo de Vettel, y parecía que iba a poder acabar en la zona de puntos, pero en su primera parada se fue todo al traste.

Noticia Relacionada

Como ocurrió en Estiria, en esta segunda parte del doblete de Silverstone fue un problema con la pistola de la rueda trasera derecha lo que le hizo perder unos segundos preciosos. Para más inri, tuvo que pegar un frenazo porque venía un Renault por el 'pitlane' cuando le ordenaron salir y podría haber tenido un accidente.

El cúmulo de despropósitos inintencionados (por mucha conspiranoia que circule ya en los mentideros habituales) de McLaren han hecho perder muchos puntos a un Sainz que espera que la cosa cambie en España, el próximo fin de semana. Los problemas de sobrecalentamiento que ha padecido durante todo el fin de semana serán un punto a estudiar para que el próximo viernes esté todo resuelto, si bien los pecados del equipo de Woking no estriban ahí.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios