Borrar
Otra irremediable victoria de Verstappen
GP de Hungría

Otra irremediable victoria de Verstappen

El neerlandés suma su noveno triunfo en 2023 por delante de los McLaren, que confirman el 'sorpasso' a Aston Martin y Mercedes, con Sainz octavo y Alonso noveno

David Sánchez de Castro

Domingo, 23 de julio 2023, 13:39

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Ni siquiera la pole de Lewis Hamilton, ni ese extraño cambio en la construcción de los neumáticos a mitad de temporada, ni la resurrección de McLaren han podido evitar que Max Verstappen sume otra victoria aplastante. De principio a fin, desde la salida a la meta, el neerlandés confirmó su novena carrera ganada esta temporada, y van siete seguidas, para abrir aún más la brecha con los demás pilotos de la parrilla.

En esta carrera el primer perseguidor fue Lando Norris, mientras Sergio Pérez completó el podio. Muy lejos acabaron los españoles, especialmente Fernando Alonso, que aquí tampoco estuvo donde se esperaba. El noveno del asturiano sabe muy agrio, especialmente porque Checo salía detrás de él y acabó delante. Carlos Sainz, metido en la vorágine de Ferrari, tampoco logró un resultado demasiado optimista y acabó justo delante de Alonso, en una octava plaza que sabe a poco.

Con Hamilton desde su novena pole en este circuito, los primeros metros del Gran Premio de Hungría fueron críticos. Verstappen sabía que se jugaba mucho en estos primeros metros y salió con el cuchillo entre los dientes para evitar una lucha inicial. Eso unido a que el heptacampeón no estuvo especialmente brillante propició no solo que el de siempre se pusiera primero, sino que los McLaren también aprovecharan la coyuntura para pasarles. En apenas una vuelta, Verstappen se escapó irremediablemente hacia la victoria, mientras que el sorprendente Piastri se ponía segundo y Norris tercero, al acecho.

Por detrás, Carlos Sainz, que partía undécimo, subió cinco posiciones de entrada, hasta que se topó con el que está siendo su gran enemigo este año: su propio compañero, Charles Leclerc. Pese a que el monegasco iba con peores neumáticos (medios) y la estrategia del español requería que le beneficiasen en estos primeros compases, en Ferrari de nuevo demostraron que, ante la duda, la moneda siempre va a caer del lado de -'il Predestinato'. En la Scuderia decidieron que no debían ordenar a Leclerc que dejase pasar a Sainz, pese a que el ritmo del español era superior por una cuestión de neumáticos, lo que a la postre les costó poder pelear por la zona de podio. Por su parte, Fernando Alonso también subió posiciones hasta que poco a poco se tuvo que conformar con un octavo puesto en el primer tercio de la prueba hasta que llegaron los cambios de neumáticos. El ritmo del Aston Martin, como ya había pasado antes, no fue el esperado.

Pero de los primeros metros, a destacar la que lió Guanyu Zhou. El piloto chino, que partía desde una espectacular quinta plaza, se quedó clavado en la salida y en la primera curva provocó una carambola que acabó con los dos Alpine eliminándose entre sí. A Zhou le cayeron cinco segundos por este incidente.

Los neumáticos deciden

Mientras Pérez demostró que con un Red Bull y los neumáticos duros es más fácil llegar al podio (o aspirar a él, al menos), la lucha por el tercer puesto se quedó en manos de McLaren y Hamilton. El heptacampeón dejó que fueran sus predecesores quienes decidiesen, y en el equipo de Woking primaron a Norris frente a Piastri. Pese a que era el australiano el que iba por delante en el momento de la primera parada, fue el británico el que salió beneficiado de la estrategia, cuando le hicieron entrar antes para que le hiciera el 'undercut' a su propio compañero.

Noticia Relacionada

En cambio, en Ferrari pese a que intentaron lo mismo con Sainz y Leclerc, les salió a favor del madrileño por pura suerte. En este caso mala para el monegasco, porque fue una parada negativa y, como debía haber pasado en el primer momento, Sainz se puso por delante en la lucha intestina de la Scuderia. Esta pelea benefició a Fernando Alonso, en pugna por el sexto puesto, que por detrás empezó a recortar tiempo una vez advertido de que estaban en la refriega los de su antiguo equipo italiano.

El problema es que en boxes erró. Cuando hizo su segunda parada, Alonso levantó mínimamente el pie del freno, lo que hizo que los neumáticos traseros siguieran girando lo justo para perder un segundo extra en esa parada y hacer que el relevo final ya fuese para sostener las posiciones de puntos y no poder ascender más. Alonso acabó dando por bueno el noveno puesto final, que no es ni mucho menos lo esperado.

Por delante, Leclerc fue penalizado con cinco segundos cuando entró en boxes, lo que fue un regalo venido del cielo para que Sainz intentase pasarle. No salió bien, porque el madrileño entró en meta a más de esos 5 segundos hasta el punto de que a falta de cinco vueltas perdió la séptima posición con George Russell, que sí estaba avisado de la penalización que arrastraba Leclerc y entró en ese margen de cinco segundos con el monegasco. Así, Russell acabó por delante de Leclerc y Sainz, que nuevamente besaron la lona.

El arreón final de Pérez sacó del podio a Piastri, que impotente tuvo que dar por bueno el cuarto puesto, y casi hace lo propio con Norris, en una recta final en la que Hamilton apretó los dientes y se quedó cerca de sumar un nuevo podio. Otra carrera más que acabó con Verstappen al frente, con Norris segundo y Pérez tercero. En quince días, GP de Bélgica (que este año se adelanta al parón veraniego) para ver si algo puede cambiar. No tiene pinta.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios