Carlos Sainz coge el micrófono después de su triunfo en el Gran Premio de Gran Bretaña / Molly Darlington (Reuters)

GP de Gran Bretaña

Carlos Sainz: «No ha podido ser más difícil»

El madrileño estaba exultante tras su primera victoria en Fórmula 1, no solo por lograrla, sino por cómo la consiguió

DAVID SÁNCHEZ DE CASTRO

Carlos Sainz no olvidará nunca su gran premio número 150. El madrileño se convirtió en el piloto número 112 que logra una victoria en Fórmula 1 y lo hizo en un escenario como Silverstone, cuna de este deporte, y en una carrera en la que pasó de todo.

«No ha podido ser más difícil», admitió el madrileño. El idilio con este legendario trazado, donde logró su primera victoria absoluta en monoplazas y donde realizó aquella primera prueba con un F1 en 2013, es ya absoluto. «Hemos sufrido, pero hemos mantenido la cabeza baja, tranquila, intentando mantenernos en la carrera por si pasaba cualquier cosa. Efectivamente ha acabado pasando, y hemos aprovechado las oportunidades», señalaba, orgulloso de su trabajo y de cómo le habían salido las cosas.

«Hoy hemos ganado muchas batallas: en pista, con Max al inicio, luego ese pequeño error, luego...», estaba contando cuando el propio Verstappen le interrumpía la entrevista para darle la enhorabuena. Buenos amigos desde hace años (fueron compañeros en Toro Rosso, cuando ambos debutaron), no era para menos. «Hoy no iba tan contento con el coche como el viernes, creo que se veía que iba a sufrir un poco... tenemos que verlo con calma. Gracias a los aficionados por todo el apoyo de todos estos años, desde que llegué a la Fórmula 1 hasta ahora... Es un gran día para mí, para España en general. Tengo la suerte de poder tener esta oportunidad de correr para Ferrari, de poder estar disfrutándolo al máximo y aprovechándolo ahora», destacó al final.

Su relación con Ferrari cambiará a partir de ahora. Esa rebeldía con las órdenes de equipo tras el coche de seguridad, cuando soltó ese destacado «dejad de inventar» para desobedecer y no darle ventaja a su compañero Leclerc, puede haber abierto una brecha en el equipo. La cordialidad en una escudería suele romperse cuando ambos luchan por el mismo objetivo, que es ganar, y este domingo Sainz confirmó que puede hacerlo.

Las consecuencias se leerán más adelante. De momento, a Sainz le toca disfrutar. «Es increíble, primera victoria 150 carreras después, con Ferrari, en Silverstone... no se puede pedir más. Es un día y un fin de semana muy especial que nunca olvidaré», remató.

Alonso se acuerda de la FIA

Aunque el español del día fue Carlos Sainz, Fernando Alonso protagonizó un gran premio en Silverstone muy destacable. Su mejor resultado del año, quinto, pudo ser algo más si hubiera podido con un Charles Leclerc que al final acabó desesperado con los neumáticos, totalmente fuera de rendimiento.

Tanto es así, que se vio obligado a defenderse de manera un tanto ilegal, según consideró Alonso, que se acordó de la sanción que le metieron en Canadá por algo muy similar. «Espero ser cuarto, porque Charles (Leclerc) se movió tres o cuatro veces delante de Hamilton en la recta de atrás. Yo me moví una vez en Canadá y recibí cinco segundos de penalización, así que por moverte tres veces serán 15 segundos de penalización para Charles», ironizaba Alonso para empezar a analizar su carrera.

Más allá de este elocuente recado a la FIA, Alonso estaba muy satisfecho por el resultado. «La verdad es que muy bien, creo que ha sido la mejor carrera del año en cuanto a competitividad. La primera salida la hicimos bastante bien y luego nos volvieron a recolocar, por desgracia. Todos los que salían detrás nuestro desaparecieron, por tanto todo el mundo ganó posiciones menos los siete primeros», señalaba.

Al final estuvo en una pelea por puestos más altos, pero prefirió contar con un quinto en mano. «Podríamos haber luchado un poco más, pero si te digo la verdad estaba más preocupado por Norris que por Leclerc. Desde que vi los tres cambios de dirección sabía que iban a ser cinco segundos. Si no lo son sería de película», reiteró. Puede esperar sentado: la FIA no lo anotó siquiera.