Borrar
El Aston Martin de Alonso, ante la grada de Montmeló. EP
Alonso sube la temperatura de Montmeló
GP de España

Alonso sube la temperatura de Montmeló

Solo Verstappen fue capaz de mejorar el rendimiento del asturiano en una jornada de entrenamientos con miles de fans empujando desde la grada

David Sánchez de Castro

Viernes, 2 de junio 2023, 17:25

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El sueño de miles de aficionados que llenaron las gradas del Circuit de Barcelona Catalunya es ver a Fernando Alonso un puesto por encima de lo que lo vieron en directo. Es, de largo, el gran protagonista del fin de semana, hasta el punto de que cualquier cosa que no sea volver a verle en el podio. El resultado final del día, con poco más de décima y media de desventaja con respecto a Max Verstappen, es más que suficiente como para hacerle soñar, especialmente después de que en este trazado llegaran las primeras novedades aerodinámicas en varios equipos, aunque sean menores en el caso de Aston Martin, un coche que funciona razonablemente bien en todo tipo de trazados.

No es casual que los libres de la mañana se dedicaran a hacer ensayos con los neumáticos experimentales. Pirelli, como si fuera una escudería más, es consciente de las virtudes que tiene Montmeló como laboratorio de pruebas, por lo que la mañana estuvo dedicada en buena medida a ensayar con la evolución de las ruedas que calzarán los Fórmula 1 después de la actual versión. Esto hace que los entrenamientos de este viernes fueran, para unos y para otros, un devenir de vueltas sin mucho interés tanto en cuanto los tiempos dejaron unos inusuales resultados. No es normal, ni va a ser lo que ocurra, ver a Nyck de Vries en el 'top 5' de nuevo salvo una serie de catastróficos eventos que permitan al AlphaTauri jugar en la liga de los mayores el domingo.

Fue una ocasión para ver algunas de las novedades que llevan los coches aquí, algunas ya previstas para Imola pero que las inundaciones torrenciales pospusieron. Por ejemplo, el nuevo diseño de los pontones de Ferrari, que ha renunciado a su característica 'bañera' para acercarse a una versión mucho más parecida a los de los Red Bull. Ya se sabe: inventar es copiar bien. Queda por ver si esto es una solución óptima y no acaba deconstruyendo las pocas virtudes que tiene el SF23 frente a sus rivales. Los chistes sobre las 'peoras' de Ferrari no se han hecho esperar mucho y en el paddock el runrún al respecto fue 'in crescendo' conforme veían que ni Carlos Sainz ni Charles Leclerc eran capaces de marcar tiempos a la altura de Max Verstappen o Fernando Alonso, que mantuvo un perfil relativamente discreto este viernes.

Eso no ha impedido a los fans volverse locos. Alonso fue el primero en abrir la pista por la mañana, toda una declaración de intenciones. El rugido de la grada de Montmeló, que augura cifras de récord no vistas desde los años de gloria del alonsismo campeonable, fue una señal de hasta qué punto se va a vivir con pasión lo que ocurra en la pista este fin de semana. Más aún cuando por la tarde marcó el crono que le valió para ser segundo al final: hay coche y, sobre todo, ilusión.

Dudas en Ferrari

Las sonrisas que hay en el box de Aston Martin este fin de semana no se deben solo al buen rendimiento de Alonso. De hecho, es el único que les ha dado motivos para sonreír, ya que Lance Stroll se quedó a un segundo del crono de su compañero, lo que en otras circunstancias resultaría inaceptable.

Más allá de la diferencia de rendimiento entre uno y otro está el factor ambiental. Los mecánicos pelirrojos del box de Alonso, Matt Watson y Mikey Brown, han abrazado el 'meme' y ya aceptan el mote cariñoso que les ha puesto la afición: zanahorios. Es toda una muestra de que están dispuestos a sonreír en todas las circunstancias, pero especialmente ahora que el viento sopla a su favor.

Menos sonrisas hay en Ferrari. El cambio de diseño en el coche no acaba de dar el extra de rendimiento que esperan, y solo una previsible lluvia que amenaza para este fin de semana puede ayudarles a engancharse a la zona alta. Charles Leclerc y Carlos Sainz acabaron fuera del 'top 5', pero para los tifosi no debe cundir el pánico: salvo sorpresa, ni Nico Hulkenberg (3º) ni Esteban Ocon (5º) van a repetir ahí arriba. Y si lo hacen, es que realmente hay un problema serio en el seno del equipo de Maranello.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios