Zebenzui Ruiz, segundo por la derecha, flanqueado por Enrique Wasabi y Jéser Cárdenes en el centro O'Val. / c7

Londres espera a Zebenzui Ruiz para acrecentar su prestigio internacional

El luchador grancanario, que ya conquistó Rusia, pelea el próximo 20 de agosto en un evento de máximo prestigio en la capital británica

Ignacio S. Acedo
IGNACIO S. ACEDO Las Palmas de Gran Canaria

Londres espera a Zebenzui Ruiz (Las Palmas de Gran Canaria, 1994), que ya puso hace años su bandera en Rusia y el próximo 20 de agosto participará en Londres en un evento internacional de artes marciales mixtas organizado por la promotora norteamericana PFL. Allí le aguarda la posibilidad de seguir ampliando su cupo de victorias, ya acumula diez por únicamente tres derrotas, y aumentar su aureola en el gremio.

Será en la categoría de 61 kilogramos y Zebenzui ha tenido que afrontar una preparación fulgurante («estaba de vacaciones en Marruecos y me avisaron casi de golpe») en la que se ha visto obligado a organizar su campamento de trabajo en casa. Atrás quedan sus meses en Dubái en los que desarrolló un exhaustivo plan de entrenamientos que le ha servido para proyectarse con especial ilusión para lo que le viene en camino.

«Ahora tengo que centrarme en bajar de peso y ultimar detalles. Pude complementar mis sesiones aquí con varios luchadores que me traje, entre los que estaba Enrique Wasabi, el primer español en competir en la UFC. Realmente me ha servido de gran ayuda todo lo que planifiqué y estoy muy motivado, con ganas de dar lo mejor que tengo», expone.

Los compromisos promocionales le obligan a estar una semana antes en la capital británica, por lo que ya tiene el equipaje preparado para emprender viaje. Admite que es «un privilegio» poder exhibirse fuera por las posibilidades que se le abren en su ansiado sueño de hacerse profesional. «De momento tengo que seguir buscando patrocinadores y la manera de tener ingresos que me permitan costear todo lo que requiero. Dieta, entrenadores, cuidadores, viajes... No es fácil, pero siempre le pongo máximo empeño e ilusión y ahora, en Londres, todos esos esfuerzos que hago seguro que me empujan al triunfo que tanto deseo», añade.

Formado en el Taz Jinámar, de carácter humilde y siempre centrado en su rutina en el gimnasio y ejercicios específicos, disfruta de la cuenta atrás de lo que justifica cada uno de los pasos que ha venido dando y, cada vez, con mayor repercusión y relevancia. Ahora solo le vale la victoria y asegura estar «convencido» de que se la traerá para casa.