Lionel Medina, fotografiado esta semana en Las Canteras. / cober servicios audiovisuales

Lionel Medina se come el mundo: ya está entre los quince mejores del planeta

El grancanario acaba de regresar de un largo periplo por Chile y Brasil en el que tiró la puerta abajo con sus magníficas prestaciones

Ignacio S. Acedo
IGNACIO S. ACEDO Las Palmas de Gran Canaria

Camino de los 23 años, Lionel Medina (Las Palmas de Gran Canaria, 1999) sigue derribando listones convertido en el mejor especialista isleño cabalgando olas y domesticando mareas en la modalidad de bodyboard. Acaba de regresar a casa tras un periplo que le llevó a Chile y Brasil dentro del Circuito Mundial y con un balance competitivo inmejorable. Figura en el Top-16 del planeta, lo que acredita una progresión fantástica pese al escaparate de máxima exigencia en el que se desenvuelve. «Me enfrento a los mejores, siempre al límite, sin margen de error. El nivel es total y no te permite el más mínimo error», subraya.

Con todo, Lionel brilló con luz propia y ahora encara lo que resta de año con ambiciones disparadas: le aguardan más citas lejos de casa (Maldivas, Sudáfrica o Portugal) y, también en entorno conocido, como el Europeo que se planea celebrar en octubre en la Cícer, Quemao Class o el Frontón King. «Y seguro que en diciembre repito invitación en el Annaëlle Challenge, prueba de la IBC World Tour en la que están los 16 mejores riders del mundo y a la que acudí el pasado mes de diciembre con muy buenos resultados», apunta.

Es un no parar para Lionel, ahora disfrutando de un breve receso antes de volver a la batalla aunque entrando al agua «casi todos los días». Obligaciones de estar en la élite que asume con esa naturalidad de la que ha hecho bandera para retar a grandes estrellas hasta colarse en la constelación de elegidos. « He tenido la suerte de encontrar el respaldo de Decathlon, que, la verdad, me ha dado una confianza y respaldo que han sido imprescindibles para poder seguir acudiendo a eventos que se desarrollan en otros continentes. Tengo el compromiso del consejero de Deportes del Cabildo de Gran Canaria, Francisco Castellano, de que van a implicarse más conmigo en virtud de mis méritos y el próximo día 12 de julio tengo prevista una reunión con él. Estoy llevando el nombre de la isla por las competiciones de bodyboard más importantes del circuito mundial y confío en que eso se tenga en cuenta porque, la verdad, a diferencia de mis rivales en el agua, no poder contar con patrocinador estable, seguro y prolongado en el tiempo, es inevitable que me preocupe».

Una retrospectiva de lo que ha vivido últimamente alcanza a baremar las expectativas luminosas que ahora marcan su camino: «En las dos pruebas de Chile, tanto en Arica como en Iquique, maduré muchísimo porque, pese al componente de incertidumbre que siempre es estar en otra parte del mundo, escalé del Top-24 al Top-15. En Iquique ya pasé al main event, lo que me garantiza la inscripción para 2021. La ola de Iquique, muy parecida a la del Caletón, permite maniobrar y me vino genial. Luego, en Itacoatiara, en Brasil, con una ola muy difícil, acabé 17º y me fue muy bien, pues tuve que pasar varias rondas previas . Vengo muy satisfecho de este periplo internacional y convencido de que, mejorando algunos detalles, puedo seguir creciendo y haciendo mejores resultados».

«Queda por delante medio año y ya llevo un 2022 en el que, con lo acumulado en Sudamérica, estoy sobrepasando mis mejores previsiones. Estar 13º del mundo es algo increíble y me llena de motivación porque veo que mi trabajo y sacrificio se ve reflejado en el ránking, que es lo que cuenta, lo que te da y te quita», concluye.