Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este lunes 24 de junio
Ana Peleteiro celebra su triunfo en el Europeo de Roma. REUTERS/Aleksandra Szmigiel
«A una minoría le molesta que haya una atleta negra ganando con España»

Ana Peleteiro

Campeona europea de triple salto
«A una minoría le molesta que haya una atleta negra ganando con España»

Atletismo ·

La deportista gallega, que dio a luz a finales de 2022 a su hija Lúa, reivindica su éxito en el trabajo mental y se alza como firme apuesta al oro en los Juegos de París

Isaac Asenjo

Madrid

Martes, 11 de junio 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Atleta, madre e 'influencer'. El orden de los factores no altera a quien dice tener un entorno privilegiado para lograr la fortaleza mental que necesita para verse como la próxima campeona olímpica del triple salto femenino. Ana Peleteiro (Ribeira, 1995) iba para bailarina pero acabó volando sobre las pistas de atletismo, sorteando haters en las redes sociales, creyendo más en sí misma que en las meigas de su Galicia natal, y con un diccionario en el que no existen demasiados imposibles.

Atiende una llamada con prisas antes de volver a los brazos de su hija Lúa, que cambió su vida en diciembre de 2022, y después de que su insistencia le llevaran a cubrirse de oro en el presente Europeo celebrado en Roma que se antoja como punto de inflexión para llegar a su mejor versión. Se grabó en su piel un 'prohibido rendirse' que hace que compita como la leona que luce en uno de sus antebrazos. Se ve madura, con margen de mejora y con más ganas de superarse que nunca.

–Dice que está mejor que nunca y que no le vale el bronce de Tokio en París. ¿Se visualiza saltando los 15 metros de la gloria?

–Entreno todos los días para ser campeona olímpica, mi objetivo es estar en lo más alto del podio en los Juegos y por mi mente no pasa otra cosa que no sea eso.

-Antes del europeo de Roma fue a un viaje a conectar consigo misma junto a Rebeca López, su coach personal y experta en neurolingüistica ¿Lo consiguió?

-Trabajo la parte mental mucho con ella y nos fuimos a la sierra de Guadalajara. Encontramos un remanso de paz y energía precioso donde ejercitamos la positividad y visualización. Siempre muestro mi parte más alocada y divertida, pero tengo mi espacio zen, y esos momentos me encantan antes de un gran campeonato.

-¿Qué hace para que el mundo esté asistiendo a su mejor versión como atleta, a los 28 años y tras haber sido madre?

-Aún no considero que estoy en mi tope, puedo mejorar muchísimas cosas, no se si a nivel físico pero sí mental. La mejora de resultados lo atribuyo a la cabeza, antes quizás cojeaba más. Es un punto determinante.

-La maternidad le ha dado mucho foco. ¿todo se vuelve una odisea?

-Estos meses he aprendido a priorizarme. La maternidad también es saber delegar, permitir que su padre se ocupe de ella y tener el espacio que necesito. Mi familia es consciente que en épocas de competición debo concentrarme al ciento por ciento, es muy duro pero valdrá la pena estar alejada de ella unos pocos días y será beneficioso para todos. Lúa estará en París, pero se quedará con mis padres unos días. Me quita y me da la fuerza por partes iguales.

-No le harían la misma pregunta a un atleta masculino o un futbolista que está a punto de disputar la Eurocopa

-En absoluto. Atribuímos que las madres se ocupan más de los hijos, sin embargo en nuestra familia no es así, y funcionamos muy bien como equipo. Tanto su padre como yo tomamos las decisiones conjuntamente para que a ella no le falte nada y esté en las mejores condiciones.

-Hay una diferencia de tres días entre su denuncia en redes por insultos racistas tras posar con la ropa de España, y la primera sentencia por racismo por el caso Vinicius. ¿es España un país racista?

- Lo es. Siempre he dicho que era clasista porque no me gusta hablar mal de mi país, y me parece que generalizar no es nada bueno, pero es la realidad, se ve a diario y ojalá pudiera decir lo contrario

-Más gallega no puede ser, y sin embargo hay a quien le enfada que sea negra

-A mí lo que se me diga en las redes sociales no me afecta para nada, lo he trabajado mucho. Puede ser que a esa minoría que insulta le moleste que haya atletas negros en el equipo nacional y ganando con la bandera de España. El racismo es incultura, el mestizaje es riqueza, y en España no solo hay un color. No hay nadie puro, decir eso es absurdo. Estamos mezclados desde hace muchísimos años, históricamente los árabes estuvieron en nuestros territorios durante más de ochocientos años. La ignorancia llega a niveles extremos.

Ana Peleteiro, triple saltadora, posa como embajadora de la plataforma de compra online Miravia y uno de los patrocinadores de los Juegos
Ana Peleteiro, triple saltadora, posa como embajadora de la plataforma de compra online Miravia y uno de los patrocinadores de los Juegos R.C.

-¿La lesión de Yulimar Rojas te abre las puertas del primer escalón del podio ¿Qué se te pasó por la cabeza el día de esa lesión?

-No lo veo así. En el deporte nada está garantizado. El año pasado ella con salud saltó 15.08 metros en el mundial de Budapest y yo soy muy capaz de saltar eso. Desde que di a luz siempre entreno con las mismas expectativas, que ella no esté cambia el panorama por ser siete veces campeona del mundo y vigente campeona olímpica, pero mi ambición, mis ganas y mi concentración son las mismas.

-¿Qué porcentaje de la victoria es cabeza y cuerpo, cuánto es talento y cuánto trabajo?

-Te diría que en un podio olímpico hay muy poco de talento, quien llega ahí ya lo tiene así que hay muchísimo trabajo y otro tanto de cabeza. Te diría que un 80% de mente y un 20% de físico.

-Siempre va «con la cabeza bien alta», lema que comparte como embajadora de Miravia, uno de los patrocinadores oficiales de los juegos de Paris 2024

-Creo que en la vida, hagas lo que hagas y seas quien seas, es importante ir así. Me siento muy identificada con este eslogan que refleja tan bien como enfoco tanto mi vida profesional como la personal. Para mí, el deporte es la principal herramienta para luchar contra límites impuestos, y para ello, es fundamental tener un propósito, creer en uno mismo y estar orgulloso. Al final se trata de no permitir que estereotipos sociales y ajenos te definan.

-La parte emocional va de la mano de la física.

-Sin duda. Trabajo mucho eso aunque no tenemos unas sesiones marcadas con mi coach. Con una simple comida ya aprovechamos para trabajar toda la parte mental sin necesidad de ir a consulta.

-Tiene casi un millón de seguidores en las redes sociales ¿Pierde mucho tiempo en ellas?

-Son parte de mis labores extradeportivas, e intento gestionarlas lo mejor que puedo en las pocas horas que me quedan en el día. Hay que trabajarlas cuando es parte de tu trabajo para que sigan funcionando bien. Tengo algunos haters allí con los que intento hacer oídos sordos.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios