Mireia Belmonte y Hugo González, las bazas de España

La catalana llega con dudas a los Juegos, después de sufrir una lesión en el hombro

IGOR BARCIA

España se presenta en Tokio con una selección formada por 9 nadadores para las pruebas de la piscina y las esperanzas puestas en Hugo González y la laureada y siempre competitiva Mireia Belmonte. Sin embargo, la catalana llega con dudas a los Juegos, después de sufrir una lesión en el hombro. La cuatro veces medallista olímpica no va a poder defender su trono en los 200 metros mariposa por culpa de esa lesión, pero está inscrita en 400 metros estilos, 800 y 1.500 libre, y el relevo 4x100 estilos.

A priori, no pintan bien las cosas para Belmonte, muy lejos de las mejores marcas en las diferentes modalidades en las que va a competir. Pero su entrenador Fred Vergnoux asegura que su pupila, aunque no llega tan bien como en Río, ha recuperado el tiempo perdido, ha hecho una buena preparación en altura en Sierra Nevada, y es capaz de todo por su calidad y por su garra competitiva.

Quien llega dispuesto a todo es el balear Hugo González. El campeón de Europa de 200 metros estilos acude a Tokio con la cuarta mejor marca de todos los participantes y dispuesto a todo. González, que estudia y entrena en Estados Unidos, domina a la perfección esa prueba, lo que le hace ser muy ambicioso.

Además estará presente en los 100 metros espalda, donde las cosas estarán más complicadas y con la que comienza su participación en Tokio. «Vivo estos días con una gran ilusión y que la espera haya sido de cinco años, han aumentado las ganas», ha explicado el nadador tinerfeño, quien no piensa que la presión por su rendimiento en el pasado Europeo le vaya a afectar porque ha tomado las pertinentes medidas para evitarlo. ««Me mantengo en mi burbuja e intento no saber qué ha dicho la gente. Cuando me toque escuchar a la gente que sea después de la prueba y no antes».

En Tokio competirán Marina García, Lidón Muño, Jimena Pérez, Jessica Vall, África Zamorano, Nicolás García y Joan Lluís Pons