Borrar
Fran Garrigós, durante su combate ante el francés Luka Mkheidze. reuters
Eliminados los judocas españoles Fran Garrigós y Julia Figueroa
Judo

Eliminados los judocas españoles Fran Garrigós y Julia Figueroa

A pesar de ganar ambos el bronce en el último Campeonato del Mundo, ninguno pasa de octavos de final. Ahora, la única opción de medalla recae en el bicampeón Niko Shera

PABLO M. DÍEZ

Tokio

Sábado, 24 de julio 2021, 06:06

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Volvía el judo al legendario Budokan de Tokio, el templo de las artes marciales construido para los Juegos celebrados en esta ciudad en 1964, y había muchas esperanzas en que cayeran las primeras medallas para España. En la categoría de 60 kilos luchaba Fran Garrigós y en la de 48 la cordobesa Julia Figueroa, que a priori contaban con buenas opciones tras haber ganado ambos el bronce en el Campeonato Mundial celebrado el mes pasado en Budapest.

Pero Garrigós, que entraba directamente en octavos de final, se vio superado por el francés Luka Mkheidze, precisamente el rival ante el que se coronó campeón de Europa el pasado mes de abril en Lisboa. En esta ocasión, el galo consiguió dominarlo y se impuso con un «waza-ari» que dejó sin opciones al judoca madrileño, de 26 años.

Con mucha rapidez también fue eliminada Julia Figueroa, de 30 años y bronce europeo en 2019. Aunque ganó su primer combate con contundencia tumbando con un «ippon» a la turca Gulkader Senturk, al siguiente se vio sorprendida por la israelí Shira Rishony. Nada más salir al tatami, esta consiguió agarrarla con fuerza y llevarla a la lona en pocos segundos. Lamentando su derrota, el grito de desesperación de Figueroa reflejaba su rabia por haberse quedado sin opciones de medalla. Pero, entre las gradas vacías del Budokan, era ahogado por el de alegría de su oponente.

Mal comienzo para el judo español, que ha despuntado en los últimos torneos mundiales y continentales y confiaba en acabar en su primer día en Tokio con la sequía de medallas olímpicas que sufre desde Sídney 2000, cuando Isabel Fernández ganó el oro en la categoría de 57 kilos. Ahora, la única esperanza que queda recae en Niko Shera, el judoca de origen georgiano que se ha proclamado campeón del mundo dos veces y debuta el miércoles. Para que siga aumentado su palmarés y agrandando su leyenda con una medalla olímpica, no hay un lugar más apropiado que el mítico Budokan de Tokio.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios