Jesús y Misha, rumbo al desierto

Jesús Zorio y Misha Sekulova siguen marcando buenos tiempos y, tras la segunda etapa de la Titan Desert están situados entre los 200 primeros. Jesús está en el puesto 168 y Misha en el 252 de los 600 participantes. Hoy disputarán la segunda etapa maratón, llevando todo el material a cuestas, una de las más largas de recorrido.

Alberto Artiles Castellano
ALBERTO ARTILES CASTELLANO

«Las sensaciones hasta el momento son buenas. Aunque tenemos algunas molestias de espalda, sobre todo Misha, por tener que cargar con todo en estas etapas, estamos contentos por cómo vamos en carrera. En mi caso en estos momentos estoy en el puesto 168 de los 600 participantes y me encuentro muy bien a pesar de las difíciles condiciones», afirma Jesús Zorio a este diario tras finalizar la primera jornada maratón. «Mañana -por este martes- tenemos la segunda jornada de maratón, con un itinerario muy largo, pero sin tanto desnivel», dice contento el cilista grancanario.

La carrera está siendo muy exigente desde el inicio en la cordillera del Atlas, pues este año la montaña es la novedad además de los icónicos tramos por el desierto. Los ciclistas tienen transportar lo necesario para pasar la noche entre la segunda etapa y una tercera propicia para recomponerse y coger fuerzas para lo que sigue.

Comienza la arena del desierto

A continuación llegará el adiós a la montaña y la aparición de la dureza desértica, con unos tres últimos días desafiando a las dunas. Incluida una quinta jornada de 94 kilómetros de navegación libre, siempre impredecible, en la que los 20 primeros clasificados y las tres líderes irán saliendo cada 30 segundos, mientras que el resto del grupo empezará cinco minutos después. El desenlace, además, será toda una prueba para los supervivientes en la prueba por la inclusión de un cordón de dunas de unos 800 metros cerca de la última meta.