Ya se huele la despedida de Rubén Castro de Las Palmas

El goleador podría haberle transmitido ya al club su idea de no seguir en la UD, puesto que no está conforme con la oferta recibida

KEVIN FONTECHA PÉREZ LAS PALMAS DE GRAN CANARIA.

Restan tres días para que finalice el vínculo de Rubén Castro con la UD (31 de julio) y para llegar a un acuerdo con el futbolista, que ahora mismo parece a años luz. El de La Isleta, máximo goleador del equipo grancanario esta temporada que acaba de terminar, no está conforme con la oferta realizada por la entidad amarilla, que se ajusta a los nuevos parámetros presupuestarios que obliga la situación propiciada por la pandemia del coronavirus.

El artillero, que tiene ya 39 años, posee cartel en Catar y en China, donde ya compitió hace varias campañas y dejó buen sabor de boca. Y la idea del isletero es poder firmar su último gran contrato, por lo que ya podría haberle transmitido a Luis Helguera, director deportivo, y a Tino Luis, secretario técnico, su idea de no poder aceptar las condiciones planteadas por Las Palmas.

Mientras, en la Unión Deportiva siguen manteniendo el contacto con el punta, conscientes de que encontrar alguien de su nivel en Segunda División se cotiza al alza. Con la pretemporada ya en el horizonte, pues el conjunto insular arranca la preparación estival el próximo 10 de agosto, a día de hoy Rubén está más fuera que dentro del equipo, pese a que Pepe Mel, quien además comparte representante con el delantero (Bahía), lo quiera en la plantilla a toda costa. Con todo, Rubén está pasando las vacaciones en Gran Canaria, ya que tanto él como su pareja han decidido mantener la tranquilidad en la isla por los niños pequeños.

Estos últimos días se espera que Helguera apriete y haya novedades, pero, de momento, la idea de Rubén parece clara. Y eso, si no cambia de opinión, le sitúa goleando lejos del archipiélago. Hasta el 31 tiene para ejercer su derecho liberatorio.