Babache recibe de Olarte la Copa Presidente para el Castro Morales. / c7

Aquella gesta del Castro Morales con un Babache imperial y que tumbó a diez rivales

En la historia del club teldense figura con letras de oro la conquista de la Copa Presidente en 1975 y con el luchador palmero consagrado como héroe

PEDRO REYES Las Palmas de Gran Canaria

Uno de los momentos más importantes de la historia del Castro Morales de Telde se produce en 1975, cuando alcanza la final de la Copa Presidente ante el Guanarteme, no solo por ganar un título importante, sino por la manera en la que se produjo, con un inconmensurable Mario Tomás Rodríguez, Babache, que hizo una de esas gestas que serán siempre recordadas.

Ya solo el palco de autoridades reflejaba la importancia del evento. Así lo contaba Pepín Ruano en las páginas de 'El Eco de Canarias': «La tribuna presidencial fue ocupada por Lorenzo Olarte Cullen, presidente del Cabildo Insular de Gran Canaria, Fernando Navarro Valle, delegado provincial de Educación Física y Deportes, Jesús Gómez Rodríguez, presidente de la Federación de Luchas de Las Palmas, don Manuel Morales Torres, delegado de deportes del Cabildo Insular de Gran Canaria, así como por el comandante de Marina, señor Díaz del Río, en representación del vicealmirante comandante general de la Zona Marítima de Canarias».

Sobre la final, así lo expresaba en las páginas del matutino. «Tras efectuado el sorteo en presencia del colegiado Antonio Rocha, le tocó sacar el primer luchador al Castro Morales, que puso en el centro del terreno a Gutiérrez, saliendo para hacerle frente por el bando capitalino Medina, logrando el segundo derribar al primero (1-0). Lorenzo Santana, del Guanarteme dio en tierra con Miranda, del Castro (2-0). Ramón Domínguez hace lo propio con Martell (3-0). Antonio Jiménez mueve el marcador favorable al Castro Morales por primera vez, al tumbar a Gutiérrez (3-1). Lorenzo Santana es derribado por Agustín Mayor (3-2). Ramón Domínguez tira a Siso Rocho (4-2). Fernando Ramos hace lo propio con Antonio Jiménez ( 5-2) .Luis Ramos y Antonio Mayor, tras darse una «agarrada» cada uno, son separados sin lograr derribarse (5-2). Ramón Domínguez da en tierra con Verde (6-2). Sale el puntal contrista, Babache y tiró a Fernando Ramos (6-3). Falo Oramos da en tierra con Agustín Mayor (7-3). Ramón Domínguez, en dos espectaculares «agarradas», logra derribar o Fernando Calderín ( 8-3).

Babache hace dar en tierra de nuevo a Rogelio ( 8-4). Falo Oramas tira a Pedro Miranda (9-4). Antonio Coruña derriba a Pedro Cerpa 10-4). Babache derriba o Martin (10-5). De nuevo Antonio Coruña se deshace de Santiago Fernández (11-5). Aquí llegó la incógnita de lo luchada, pues solamente quedaba Babache por los teldenses para hacer frente a 7 contrarios del Guanarteme, cosa que en una memorable tarde para los seguidores castristas, consiguió, derribar a sus contrarios por este orden: Falo Oramos, Luis Ramos, Ramón Domínguez, Antonio Coruña, Guillermo Cabrera, Miguel Ángel Tejera y Cabrero. Aparte de la destacada labor realizada por Babache, al lograr dar en tierra con 10 contrarios, entre los que se encontraban hombres de talla de este deporte autóctono canario; hay que destacar de forma notoria, el haber logrado esta hazaña sin haberle dado ni tan solo una agarrada, por lo que salió, no solo victorioso, sino también sin dar su cuerpo en tierra, como vencido durante la brega, cosa que nos dice claramente el importante momento que está atravesando este deportista. En definitiva, bonita luchada esta con emoción hasta su final, con resultado justo como premio o su buen hacer. Dejó mucho que desear en su labor, el árbitro de la contiendo, como permitir al puntal teldense Babache, tras los 4 minutos establecidos de descanso de una brega a otra, salir hacia los vestuarios, considerando tanto el público y nosotros, que esto fue una gran ventaja paro lo recuperación de este luchador, por lo demás, no tuvo complicaciones, ya que la luchada se desarrolló con verdadera deportividad».

Por su parte, el 'Diario de Las Palmas' del 20 de octubre de 1975 se centra en la figura del colegiado: «El arbitraje del Sr. Rocha fue sin complicaciones hasta que autorizó a Babache a trasladarse a los vestuarios tras agotar los cuatro minutos de recuperación, luego de sus bregas con Guillermo Cabrera. Esta decisión molestó mucho al respetable- con razón- toda vez que con ello colaboraba con un mayor descanso del puntal tinerfeño- es palmero-. Inexplicable que la mesa federativa participara de tal medida».

Sobre el evento, la crónica decía que «el interés del encuentro estaba si Babache, que está en un gran momento de su vida deportiva, era capaz de atravesar la barrera del conjunto capitalino. Y lo consiguió. Uno tras otro, sin recibir una lucha en contra, fue dando en la arena con los luchadores más significados del Guanarteme. Si exceptuamos a Ramón Domínguez, que exhibió sus grandes virtudes de agresividad y depurada técnica, los demás apenas ofrecieron resistencia. Solamente una vez vimos peligrar la vertical del puntal sureño, en una burra de Guillermo Cabrera, que defendió con dificultades».

Por su parte, 'La Provincia' titulaba «Babache irresistible para el Guanarteme. Tumbó a diez contrario y adjudicó al Castro Morales la Copa Presidente del Cabildo».

Sobre el desarrollo de la luchada, el matutino lo vio así: «»Babache, que el domingo anterior había sido el más destacado en el encuentro de selecciones, volvió a demostrar su preparación, al imponerse a diez contrario del conjunto porteño, como lo fueron: Falo Oramas, Luis Ramos, Guillermo Cabrera, Miguel Ángel, Eugenio Martín, Ramón Domínguez, Antonio Coruña, Fernando Ramos. Ha sido todo el potencial del Guanarteme el que cayó a manos del puntal del Castro Morales, que hubo de salir con 6-2, quedándose solo al caer Santiago Rodríguez ante Antonio Coruña en el momento en que el marcador iba 11-5.Fue Ramón Domínguez quien dio más trabajo al puntal teldense».

Su manual de máxima entrega

Al final del choque, Babache declaraba al periodista José Verona: «Siempre pongo lo máximo en un terrero de lucha ya que lo que deseo es conseguir lo mejor para mi equipo. Hoy tuve que hacer un gran esfuerzo para conseguir esta victoria y a lo mejor, en otra ocasión, será uno de mis compañeros el que saque el triunfo adelante».

Cuestionado por qué no dio el mismo rendimiento en el Maspalomas, respondía con cierta contundencia. «Todo es organización. Yo le debo mucho al Maspalomas, pero ahora estoy muy contento es el Castro Morales, donde hay una directiva extraordinaria y una afición maravillosa, que nos apoya en todos los aspectos. Esto es lo que vale y dentro de la organización, está lo primordial en todos los deportes como son los entrenamientos. Si no existen estos y un buen terrero para practicar la lucha no hay nada que hacer».

Tras acabar su periplo en la lucha canaria, donde llegó a ser campeón de Tenerife, Babache se quedó residiendo en Gran Canaria pues logró un puesto de Bombero. Fallecía en 2019 a los 73 años de edad . Su gesta, sin embargo, sigue en la memoria de los entendidos y supuso un capítulo que es de justicia recordar por el impacto que tuvo y el efecto que todavía se recuerda con orgullo por Telde y el Castro Morales.