https://static.canarias7.es/www/menu/img/futbol-mundial-desktop.jpg

Mundial Qatar 2022

Senegal se lleva la final ante Ecuador y recupera el orgullo africano

Los leones de Teranga alcanzan los octavos del Mundial por segunda vez en su historia y aseguran la presencia del continente negro en la fase eliminatoria tras el vacío de Rusia 2018

José Manuel Andrés
JOSÉ MANUEL ANDRÉS Madrid

No había trofeo en juego pero Ecuador y Senegal protagonizaron una de las primeras finales del Mundial de Qatar. Una de las dos estaba destinada a la gloria de la fase eliminatoria del torneo, donde solo tienen cabida las mejores; la otra acabaría entre lágrimas por la ocasión perdida y haría las maletas, poniendo punto final al sueño mundialista a las primeras de cambio. Con la clara victoria de Países Bajos ante la decepcionante Qatar encarrilada desde muy pronto, el duelo entre la Tricolor y los leones de Teranga estuvo desde el primer instante cargado de tensión, como un auténtico 'thriller'.

Era ya un todo o nada, y es que a partir de ahora ya no hay margen de error en el Mundial, pero Ecuador contaba con la red de seguridad del empate como vía de clasificación para octavos. La igualada contra Países Bajos de la segunda jornada valía su peso en oro para los hombres de Gustavo Alfaro, una de las sorpresas positivas del torneo aunque a todo equipo clasificado desde el exigente grupo sudamericano se le presupone un buen nivel. Ahí estaba el capitán y artillero Enner Valencia, recuperado a tiempo a pesar de sus molestias en la rodilla de los últimos días, y eso era otra inyección de moral ecuatoriana.

Lo del césped, sin embargo, no presentó una cara tan amable de partida para la Tricolor. Gana Gueye se plantó ante Galíndez pero estuvo falto de puntería a la hora de la verdad, perdonando el tanto que Senegal necesitaba para alcanzar la fase eliminatoria por segunda vez en su historia. Poco después, tampoco estuvo certero el que debería serlo por definición. Boulaye Dia, el '9' de la campeona de África, la cruzó en exceso ante la desesperada salida del portero ecuatoriano. Sonreía la alegre y colorida afición senegalesa –incluidos los ya míticos seguidores con las letras pintadas en el torso– en las gradas del Khalifa International, con la mejor versión en el momento preciso por parte de la dueña del continente negro, que amagó de nuevo en un golpeo con rosca endiablada de Ismaila Sarr.

1 Ecuador

Galíndez, Preciado (Porozo, min. 85), Torres, Hincapie, Estupiñán, Franco (Sarmiento, min. 46), Gruezo (Cifuentes, min. 46), Caicedo, Plata, Valencia y Estrada (Reasco, min. 64).

2 Senegal

Mendy, Sabaly, Koulibaly, Jakobs, Diallo, Ciss (Nampalys Mendy, min. 74), Pape Gueye, Ndiaye (Dieng, min. 74), Gana Gueye, Sarr y Dia (Cissé, min. 95).

  • Goles: 0-1: min. 44, Sarr, de penalti. 1-1: min. 68, Caicedo. 1-2: min. 70, Koulibaly.

  • Árbitro: Clément Turpin (Francia). Amonestó al senegalés Gana Gueye.

  • Incidencias: Partido de la jornada 3 en el grupo A del Mundial disputado en el Khalifa International Stadium.

El rayista Pathe Ciss y Pape Gueye barrían cualquier opción ecuatoriana e imponían su ley en la batalla por el centro del campo, por lo que a la propuesta africana solo le faltaba la inspiración para rematar la faena en las cercanías del área rival. Lo de la puntería ya se sabe que establece la diferencia en el fútbol y Ecuador fue tomando la temperatura al duelo tras haber capeado el temporal inicial. Se mostraba ya asentada la Tri cuando Sarr explotó su velocidad por el costado izquierdo e impactó con Hincapie en el área ecuatoriana. Pareció un choque de trenes más que una infracción por parte del defensor pero Turpin señaló el punto fatídico y el VAR no le enmendó la plana. El propio Sarr tomó aire, miró al infinito y pateó desde el engaño, venciendo a Galíndez y haciendo justicia a lo visto en la primera parte.

Un descuido decisivo

Senegal tenía la ansiada clasificación en el bolsillo, pero también 45 largos minutos por delante y la peligrosa tentación de centrarse solamente en proteger la exigua ventaja. Por aquello de la obligación el peso del juego pasó a desempeñarlo Ecuador, con un centro del campo remodelado por la inclusión de Sarmiento y Cifuentes. No es fácil utilizar provechosamente la iniciativa y el abuso de los balones en largo daba nulos réditos ante la velocidad de Koulibaly y Jakobs, la pareja en el eje de la zaga de Senegal.

Pasaban los minutos y la inquietud del abismo comenzaba a cundir en el conjunto ecuatoriano cuando las puertas del cielo se abrieron para la Tri a balón parado. Tras saque de esquina Félix Torres peinó en el primer palo y Caicedo ejecutó en el segundo, ayudado por el zaguero que se quedó enganchado bajo palos y rompió la posibilidad del fuera de juego. La campeona de África se vio eliminada pero el shock le duró un suspiro, lo que tardó el central del Chelsea Koulibaly en rematar a bocajarro un balón mal despejado por la defensa ecuatoriana.

Tanto remar en pos del empate y todo el trabajo ecuatoriano se fue por la borda en un descuido. Fue un golpe del que ya no se repuso el equipo de Alfaro, sin ideas para dar la vuelta a la situación límite. De hecho estuvo más cerca el tercero de Senegal en un disparo seco de Dia que se perdió silbando la madera. La incertidumbre del final, que la hubo, se basó únicamente en el empuje de Ecuador a la desesperada, pero no evitó que el fútbol africano recuperase el orgullo de estar presente entre los mejores después del doloroso vacío en octavos de Rusia 2018.