Kylian Mbappé (i) se ejercita junto a Karim Benzema en la selección francesa. / EP

El 'caso Mbappé' pone en jaque el sistema

«Los clubes-estado son tan peligrosos como la Superliga», denunció Tebas después de que el PSG rechazase la oferta de 200 millones que le realizó el Real Madrid por una de sus estrellas

Ignacio Tylko
IGNACIO TYLKO Madrid

La pérdida de Leo Messi, unida a la ausencia aún no superada de otro astro mediático como Cristiano Ronaldo y a la impotencia del Real Madrid para poder fichar en este mercado de verano a Kylian Mbappé, han dejado LaLiga, el Barça y el club blanco en una situación delicada, de notoria inferioridad. No pueden competir frente al poder económico de clubes como el París Saint-Germain, capaz de renunciar a una oferta de 200 millones por un jugador que el curso próximo puede irse gratis, y consideran que existe un enorme agravio comparativo entre las entidades que todavía pertenecen a sus socios y sociedades como la parisina ligadas al gobierno de Catar.

Confiaba el Real Madrid en la capacidad negociadora de Florentino Pérez, gran estratega que firmó a Ronaldo Nazario, Sergio Ramos y Gareth Bale casi sobre la bocina, pero esta vez el máximo mandatario blanco pinchó en hueso. Ni el jeque Nasser Al-Khelaifi ni el emir Al-Thani, mandamás del PSG, respondieron a las ofertas llegadas desde la capital de España.

«En cualquier otro club del mundo, la operación de Mbappé se hubiese cerrado. Nadie renuncia a esa cantidad sabiendo que su jugador se quiere ir y que puede hacerlo en cuestión de meses sin dejar ingresos en concepto de traspaso», esgrimieron fuentes del Real Madrid tras la decepción de no poder disponer un curso más de Mbappé. Un golpe para un madridismo que se hizo excesivas ilusiones con el joven astro galo y que ahora tiene que consolarse con David Alaba y Eduardo Camavinga, un buen fichaje de solo 18 años pero que no llega para ser titular sino para rejuvenecer el centro del campo y poder dar descansos a Casemiro, Kroos y Modric.

Cerrado el rocambolesco mercado de fichajes, Javier Tebas, presidente de LaLiga, puso el dedo en la llaga. Arremetió contra el PSG y pidió a la UEFA que tome cartas en el asunto. «Los clubes-estado son tan peligrosos para el ecosistema del fútbol como la Superliga. Fuimos críticos con la Superliga porque destruye el fútbol europeo y somos igual de críticos con el PSG», denunció el dirigente de la patronal de clubes profesionales españoles a través de su perfil oficial en Twitter.

El PSG protagonizó el mercado de traspasos con los fichajes del rosarino Messi, que dejó el Barcelona al no poder el club español sostener su salario, el sevillano Sergio Ramos (Real Madrid) y el portero italiano Gianluigi Donnarumma (Milán). Y mantuvo a Mbappé pese a a unas ofertas mareantes por un futbolista que termina contrato el 30 de junio de 2022 y ha rechazado hasta 45 millones netos para renovar.

El presidente de LaLiga considera «insostenible» que el conjunto parisino pague 500 millones en salarios con menos ingresos de televisión y con pérdidas por la covid

Ante esta situación, Tebas comparó los salarios del conjunto parisino con las pérdidas de la Ligue 1 francesa por la pandemia. Recordó que la covid-19 ha provocado unos 300 millones de caídas en esa competición, que los ingresos por televisión en el país vecino han descendido un 40% y que, sin embargo, el PSG ha incrementado sus salarios en 500 millones.

«Esto es insostenible», enfatizó Tebas, convencido de que Aleksander Ceferin, máximo rector del fútbol europeo, está obligado a tomar medidas para poner freno a lo que se considera un 'dopaje financiero' en clubes como el PSG o el Manchester City, que no han ganado la Champions pero cada año juegan con ventaja, inyectados de petrodólares.