Madrid, capital angloparlante del fútbol mundial

01/06/2019

Madrid se ha levantado este sábado hablando inglés, el de los miles de aficionados del Liverpool y el Tottenham, los dos clubes ingleses que disputan este sábado la final de la Liga de Campeones en el estadio Metropolitano y que han comenzado su fiesta desde esta mañana por las calles de la capital.

Camisetas rojas y blancas, expresiones como "Never Give Up" ("Nunca hay que rendirse") o "Forever Spurs" ("Siempre Spurs", los aficionados del Tottenham) han dado a la capital una clase de inglés acelerada bajo un sol de justicia que no ha acobardado a los aficionados de los dos conjuntos.

Desde este mediodía se agolpan en la avenida de Felipe II, frente al Palacio de los Deportes, miles de hinchas del Liverpool en torno a un escenario en el que se jaleaba al técnico alemán Jürgen Klopp, artífice de un conjunto que cayó en la final el curso pasado ante el Real Madrid y ha sido capaz de levantarse para retornar a ella esta temporada.

A su llegada al lugar previsto para la 'fan zone' del Liverpool, muchos aficionados 'red' se han encontrado con un pianista en el metro tocando 'Imagine', canción de un ilustre paisano como John Lennon, mientras un rumor de camisetas encarnadas caminaban hacia su punto de reunión.

En Goya, banderas, camisetas y referencias de todo tipo a la exitosa historia del Liverpool con la máxima competición europea, de la que se ha proclamado vencedor en cinco ocasiones y hoy buscará la sexta, incluso con referencias al gran tema de la actualidad inglesa: el brexit.

Liverpool no quiere ‘brexit’

"Los 'Reds' votaron continuar (en la Unión Europea), porque amamos estar en Europa", rezaba una pancarta con las siluetas de las cinco 'Orejonas' del conjunto británico, ganadas en Roma, Londres, París, Roma y Estambul, la última conocida como el 'milagro de Estambul' ante el Milán italiano.

Entre los aficionados, Steven, aficionado de Glasgow que ha llegado esta mañana tras una tremenda peripecia de vuelos hasta Ginebra, Lyon y después Madrid. "Demasiadas horas", bromeaba este aficionado, que ha pronosticado en conversación con EFE un 2-0 en la final.

"Madrid es una ciudad preciosa, especialmente por el sol", exclamaba este aficionado escocés, mientras a su lado Josh, de Bolton, localidad cercana a Liverpool, estaba acalorado como la mayoría de sus compañeros de hinchada.

"Llegué esta mañana, conduciendo. 28 horas. Va a ser genial, el Liverpool va a ganar", repetía este joven hincha, cercano a la veintena.

Los aficionados 'Red' han encontrado aliados inesperados en la capital, aficionados del Atlético de Madrid como Roberto, que acudió con su hijo y otro amigo a disfrutar del ambiente ataviados con la rojiblanca.

Madrid, capital angloparlante del fútbol mundial

"La afición del Liverpool nos llama mucho la atención, el ambiente de Anfield y el del Calderón tienen o tenían ciertos parecidos. Tenemos un vínculo muy cercano con ellos, que es Fernando Torres. Nos gusta este ambiente", decía este aficionado atlético.

El otro punto fuerte del mediodía estaba en la plaza de Colón de Madrid, epicentro para los aficionados del Tottenham sobre la que caía un sol de justicia, aminorado gracias a una amplia carpa blanca bajo la que se refugiaron los hinchas 'Spurs'.

John, norirlandés viviendo en Estados Unidos, ha pasado 16 horas de vuelo para disfrutar del ambiente de la final, porque no cuenta con entradas.

"Vengo a disfrutar de la atmósfera, Madrid es una ciudad increíble, muy bonita", ha asegurado este aficionado, que confía en el brasileño Lucas Moura y el danés Christian Eriksen para marcar los goles de la primera 'Champions' del Tottenham.

Mucho calor, mucho refresco

Entre los aficionados Spurs también se veían varios hinchas surcoreanos, seguidores del centrocapista Son Heung-Ming. "Vamos a ganar", ha señalado a EFE uno de estos aficionados con la efigie de su ídolo en una cartulina y la inscripción "You know what? We're gonna win" (¿Sabes qué? Vamos a ganar).

También entre los seguidores del conjunto que dirige el argentino Mauricio Pochettino se veían muchas banderas israelíes. "Tottenham tiene muchos aficionados judíos, y de Israel", explicó otro seguidor Spur a EFE, ya que la comunidad judía londinense tiene lazos históricos con el conjunto de White Hart Lane.

En un mediodía sin sobresaltos, aunque con mucho calor y el consiguiente consumo de cerveza, los aficionados ingleses seguían animando y calentando el ambiente antes de partir hacia el Metropolitano, que abrirá sus puertas a las 18.00 horas, mismo horario en el que cerrarán las zonas de aficionados.

De momento hoy no se han producido incidentes, aunque sí la pasada noche. Cuatro ciudadanos británicos han sido detenidos por diversos altercados y agresiones, en los que un policía ha resultado herido leve en el marco del dispositivo de seguridad, en el que participan cerca de 5.000 agentes, el mayor operativo policial que se ha diseñado para un evento de este tipo.

Un operativo en el que por primera vez participará un dron de la Policía Nacional que sobrevolará las inmediaciones del estadio.

Venta de entradas falsas

El dispositivo ha permitido arrestar en las últimas horas a una mujer que ha querido hacer el agosto al intentar vender dos entradas falsas por 8.400 euros.

La mujer, de nacionalidad venezolana y de 32 años, las ofreció por esa cantidad a dos personas que portaban un pequeño cartel en la zona de la Puerta del Sol en el que se podía leer "Compro entradas al partido".

Las víctimas, un rumano de 43 años y su amigo, enseguida se dieron cuenta del engaño y lo denunciaron a los agentes de la Policía Nacional, que pudieron detener a la mujer poco después.

Además, esta noche 25 personas han sido atendidas por mareos y lipotimias, todos ellos leves, en la zona de la Puerta del Sol por el Samur-Protección Civil, la mayoría a partir de las 20 horas cuando empezaron las actuaciones musicales, y solo cuatro de los atendidos han tenido que ser trasladados a un hospital.