Los jugadores rojiblancos celebran un gol en el Pizjuán. / EFE

Jornada 7

Simeone apuntilla a Lopetegui

El Atlético recupera el pulso a costa de un Sevilla que debió salir goleado y flirtea con el descenso

Ignacio Tylko
IGNACIO TYLKO Madrid

Sin hacer tampoco un partido extraordinario, el Atlético aprovechó la alarmante crisis de juego, resultados y futbolistas de alto nivel del Sevilla para lograr una victoria balsámica tras las derrotas consecutivas frente al Bayer Leverkusen y el Real Madrid antes del parón liguero por las citas de selecciones. Bastaron los tantos de Marcos Llorente y Álvaro Morata, uno en cada tiempo, para acabar con la resistencia de un rival que no fue goleado gracias a Bono.

Pitos sonoros en la grada e incapacidad sobre el terreno de los andaluces que pueden dejar a Lopetegui en el paro. En solo siete jornadas, el Sevilla flirtea con la zona de descenso y se haya a ocho puntos del Atlético, un rival directo en la pugna por repetir en Champions. Quizá la proximidad de la final continental ante el Dortmund del miércoles puede retrasar la destitución de un magnífico entrenador, ya desgastado en el Pizjuán por tiempo, circunstancias y descenso en el nivel de la plantilla..

Sendas revoluciones de Julen y el Cholo en el duelo de urgencias en Nervión. Cinco cambios introdujo respecto al último partido el técnico guipuzcoano y uno más el argentino. Trató su técnico de potenciar el músculo a los locales con Delaney y Gudelj en el eje del centro del campo, liberando a Óliver e Isco y dejando a Dolberg que se pegase con los reaparecidos Giménez y Savic. En la zaga, cogida con alfileres, dos canteranos, un joven como Nianzou y un lateral zurdo, Rekik, que tuvo una tarde calamitosa. Enfrente, sorprendió Simeone al apostar por Morata y Cunha, si bien el brasileño no ejerció de segundo punta sino que se incrustó en la banda izquierda del 4-1-4-1, con Witsel estrenándose por delante de la defensa, su posición habitual.

0 Sevilla

Bono, Carmona, Nianzou (Papu Gómez, min. 67), Kike Salas (Navas, min. 46), Rekik (Telles, min. 28), Gudelj, Delaney (Rakitic, min. 46), Lamela, Óliver Torres (En-Nesyri, min. 67), Isco y Dolberg.

2 Atlético

Oblak, Nahuel (Joao Félix, min. 87), Savic, Giménez, Reinildo, Llorente, Witsel, Koke (Kondogbia, min. 73), Saúl (Carrasco, min. 60), Cunha (Correa, min. 73) y Morata (Griezmann, min. 60).

  • Goles: 0-1: min. 29, Llorente. 0-2: min. 57, Morata.

  • Árbitro: De Burgos Bengoetxea (Comité Vasco). Amarilla a Isco, Delaney, Witsel, Gudelj y Joao Félix.

  • Incidencias: Partido de la séptima jornada de Liga, disputado en el Sánchez Pizjuán.

Con esas trazas, los colchoneros fueron muy superiores a los hispalenses, un manojo de nervios. Numerosas pérdidas de balón en la salida ante la buena presión avanzada de los madrileños, incapacidad de controlar el centro del campo y demasiadas tareas para Óliver e Isco. Si tienes que bajar a recibir, organizar, dar el último pase, llegar, lo más normal es que te desgastes y no hagas nada bien. Marcos Llorente, que por momentos recordó su mejor versión, fue una pesadilla constante en el primer período. Primero para Rekik y, cuando el neerlandés se lesionó, para Telles.

Llorente se reencuentra con el gol

Había desperdiciado ya Morata una ocasión pintiparada, tras pase atrás de Koke, antes de que se adelantara el Atlético. Clamoroso error del Sevilla en un saque de banda, pase del capitán vallecano a Llorente y buen control y definición del exmadridista. Volvía a ver puerta tras una larguísima sequía de 47 partidos sin marcar, en concreto desde mayo de 2021. Silbidos en el Pizjuán y ocasiones del Atlético para abrochar la victoria antes del descanso. Pero Nahuel Molina evidenció su falta de clase en varios centros fáciles y Morata y Llorente perdonaron mientras Lopetegui, desesperado en su banquillo, ya ordenaba que Rakitic y Navas elevasen la identidad del calentamiento para entrar en la segunda mitad.

Pasó el Sevilla a jugar con línea de tres y dos carrileros tras el descanso para buscar más profundidad e inquietar por fin a Oblak. El Atlético comenzó a jugar con el tiempo y la ansiedad del rival. Pero cuando los andaluces al menos generaban incertidumbre a base de centros desde la derecha, les condenó otro error grosero. Carmona se enredó tras un saque en largo de Oblak, Cunha le robó la cartera y Morata, ahora sí, definió con sutileza picando el balón sobre la salida de Bono.

Koke supera el récord de Adelardo

Ya con 0-2, movió doble ficha el Cholo. Era la hora de Griezmann y Carrasco. Descanso para Morata y Cunha pasó al puesto de ariete. Rozó el tercero en un contragolpe el brasileño, que cuajó un gran partido al que solo le faltó el gol, pero Bono estuvo magnífico. El marroquí abortó también un tiro con marchamo de gol de Griezmann y en el córner Correa erró de cabeza otra oportunidad imperdonable. Otra más regaló instantes después el Principito.

El Sevilla estaba grogui, pero el Atlético se empeñaba en no noquearle. En-Nesyri pudo meter a los de Lopetegui en el choque, pero Oblak no faltó a su cita en el día en el que el capitán Koke, discutido por muchos, se convirtió en el jugador con más partidos en la historia del Atlético (554) por delante de Adelardo.